El personal de la Embajada de EEUU en Cuba presenta síntomas similares a los de una lesión cerebral, según un estudio

Contador
Embajada de Estados Unidos en Cuba
REUTERS / ALEXANDRE MENEGHINI
Publicado 15/02/2018 5:13:58CET

MADRID, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

El personal de la Embajada de Estados Unidos en Cuba afectado por los conocidos como "incidentes" presenta síntomas similares a los de una lesión cerebral, según ha revelado un estudio de la revista médica Journal of the American Medical Association (JAMA).

El documento señala que los 21 pacientes afectados solicitaron atención médica por primera vez a finales de 2016 después de sospechar haber sido sometidos a lo que parecían "ataques y fenómenos sensoriales en sus viviendas o habitaciones de hotel".

El grupo, compuesto por diez hombres y once mujeres, indicaron haber escuchado sonidos como "zumbidos", "chillidos agudos" y "metales comprimidos". "Los sonidos eran asociados a menudo con estímulos sensoriales vibratorios", según el informe recogido por la cadena de televisión CNN, que fue la primera en informar de los "incidentes" sufridos por los diplomáticos en agosto.

"El estímulo sensorial estaba vinculado al zumbido del viento en un vehículo cuando las ventanas están parcialmente bajadas", señala el documento.

Médicos de la Universidad de Pensilvania, que se encuentran detrás del informe y han tratado a parte del personal, han explicado que "los individuos han presentado síntomas similares a los de una lesión cerebral" dado que tenían conmoción cerebral sin haber recibido ningún golpe.

Los pacientes presentaban problemas de cognición, equilibrio, vista, audición, sueño y dolores de cabeza. Más de la mitad necesitaron medicamentos recetados para dormir o para tratar dolores de cabeza. Muchos fueron, al menos durante un período de tiempo, incapaces de regresar al trabajo.

El problema de los "incidentes" de la Embajada estadounidense en La Habana ha provocado un aumento de la tensión entre los dos países. El presidente estadounidense, Donald Trump, ha dicho que las autoridades cubanas son responsables de los problemas de salud presentados por sus diplomáticos y familiares aunque Washington no ha acusado formalmente al Gobierno cubano.

Una comisión de investigación, que incluye a expertos cubanos y de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), no ha encontrado prueba alguna de los presuntos "ataques sónicos" contra el personal diplomático estadounidense.

La Embajada de Estados Unidos en Cuba reabrió en 2015 como parte del acercamiento entre el exmandatario demócrata Barack Obama y el presidente cubano, Raúl Castro, después de más de cinco décadas de hostilidad. Los antiguos enemigos de la Guerra Fría restablecieron formalmente relaciones diplomáticas en julio de 2015.