La Comunidad recurrirá una sanción de 1,5 millones a Inassa en Colombia por soborno trasnacional

Canal de Isabel II
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 11/07/2018 13:47:53CET

MAJADAHONDA, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid está "ultimando" el recurso que presentará contra la multa de 1,45 millones de euros impuesta a la filial del Canal de Isabel II en Colombia, Interamericana de Aguas y Servicios (Inassa), por soborno trasnacional, en relación con una adjudicación de contratos en Ecuador en el año 2016.

Según ha confirmado el vicepresidente de la Comunidad, Pedro Rollán, en declaraciones a los medios de comunicación, tras visitar las instalaciones del Canal de Isabel II en Majadahonda, la Comunidad "está analizando" la propuesta de denuncia porque "no se trata de un acto firme".

"Lo que se va a presentar es un recurso en la legítima defensa, como no podía ser de otra manera, de los intereses de los madrileños", ha añadido Rollán, quien ha señalado que el Canal, "al igual que también sus empresas filiales" es una empresa pública al 100 por 100 y tienen que hacer "una defensa como corresponde".

"Sobre todo, una defensa de la legitimidad que nos da el Gobierno de la Comunidad de Madrid, ya que fuimos nosotros mismos los primeros que fuimos a la Fiscalía en el momento en el que percibimos que existía algún tipo de anomalías, irregularidades o ilegalidades", ha subrayado.

"Dentro de las reglas del juego que fija la justicia a nivel internacional, en estos momentos se está ultimando el recurso para defender los intereses de esta empresa de los madrileños", ha concluido el vicepresidente.

Según publica Voz Populi, la Superintendencia de Sociedades de Colombia ha procedido a sancionar a Inassa tras iniciar un proceso de investigación por su cuenta a raíz del estallido del 'caso Lezo' en España, que apuntaba directamente a presuntas irregularidades relacionadas con las filiales del Canal de Isabel II en Latinoamérica.

La multa impuesta a Inassa, que aún puede ser recurrida, asciende a 5.078 millones de pesos colombianos, algo más de 1,5 millones de euros. La Superintendencia acusa a Inassa de soborno por haber ofrecido o efectuado pagos a funcionarios públicos ecuatorianos hace dos años.