Treinta establecimientos madrileños reciben el diploma que acredita que son centenarios

Placa que se entrega a los comercios centenarios
EUROPA PRESS
Actualizado 04/03/2011 13:57:12 CET

El Ayuntamiento edita 10.000 ejemplares en español e inglés de la cuarta Guía de Comercios Centenarios

MADRID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

Treinta establecimientos madrileños han recibido este viernes la placa y el diploma que acredita que son comercios centenarios, y además aparecen en los 10.000 ejemplares de la Guía de Comercios Centenarios de la capital que se han editado en español e inglés.

El delegado de Economía, Empleo y Participación Ciudadana, Miguel Ángel Villanueva, ha hecho entrega de los diplomas a los responsables de una treintena de establecimientos centenarios repartidos por toda la ciudad.

Además, el Consistorio instalará en el suelo de estos comercios una placa de bronce diseñada por Antonio Mingote en la que se recoge su nombre, el año en que abrió y la frase 'El Ayuntamiento de Madrid agradecido por los servicios a la Ciudad'.

Asimismo, todos ellos aparecerán en la cuarta Guía de Comercios Centenarios, que ha sido editada en inglés y español, y que se repartirán en los Centros de Información Turística de plaza Mayor y Colón.

La Guía incluye fotografías y planos de localización, así como una breve historia del establecimiento, que es "la historia de todos los madrileños", según el edil, que ha destacado asimismo la inclusión en este documento de "reproducciones de la publicidad que recoge el paso de los años".

Esta cuarta edición, junto con las tres anteriores, se pueden descargar también de la página web oficial de promoción turística www.esMADRID.com, con el objetivo de que llegue no sólo a los madrileños, sino también a todos los potenciales turistas que visiten la capital.

En total, 128 establecimientos madrileños de todo tipo --alpargaterías, confección, joyerías, farmacias, restaurantes...-- han recibido ya esta distinción desde su creación, en 2006, con el objetivo de "distinguir a los establecimientos que, históricamente, han conservado la permanencia de la actividad dentro del mismo sector comercial, cierta línea de continuidad dentro de la familia o del personal vinculado con el negocio original, y el mantenimiento del nombre a lo largo del tiempo".

Los que se han sumado ahora son: Aldao (joyería), Álvarez Gómez (perfumería), Antigua Casa Talavera (cerámica), Antigua Casa Crespo (alpargatería), Benítez-Monné (peluquería), Cafés La Mexicana (cafetería), Calvo y Munar (cuartos de baño), Calzados Carballo (zapatería), Celada (efectos militares), Curtidos Villaverde (fornituras) y Joyería Durán (joyería).

También lo recibirán Farmacia Cea (farmacia), Farmacia de El Águila (farmacia), Farmacia La Salud 10 (farmacia), Farmacia Mayor 13 (farmacia), Gálvez (filatelia), La Moda (ropa infantil), La Nueva Parisien (mercería), Los Galayos (restaurante), Lotería Doña Manolita (lotería), Sastrería Palomeque (sastrería), Rejillería López (rejillería), Joyería Sanz (joyería), Urbano Peluqueros (peluquería), Joyería Yanes (joyería), Carlos Dal Re (bombas de agua), M. Guiseris (sellos de caucho), Sobrino de Martí Prats (tejidos), Villasante (arte religioso) y Guantes Luque (guantes).

EJEMPLO EN TIEMPOS DE CRISIS

"Los comercios con más de cien años de historia son una referencia absolutamente necesaria en la actividad comercial", ha expuesto Villanueva durante su intervención, añadiendo que estos establecimientos son "un ejemplo absolutamente necesario de apuesta por la tradición, la calidad y la capacidad de adaptarse a muchas circunstancias e innovar".

Porque, según el delegado, "en estos tiempos de crisis este acto sirve para reflexionar sobre la cantidad de ciclos de crisis y bonanza económica que han visto estos negocios", lo que les aporta una "perspectiva necesaria para Madrid".

"Creo honestamente que vuestro ejemplo es interesante no sólo para las empresas o comerciantes, sino para todos los ciudadanos. Está claro que de la crisis se sale a base de esfuerzo, sacrificio, entrega infinita, apuesta por la calidad y la excelencia, innovación y atención al cliente", ha continuado.

Así, ha afirmado que "no hay negocio más innovador que un comercio centenario, que ha visto pasar la historia de la ciudad --modas, tendencias, políticos---". "Vuestro trabajo a lo largo de los años es la mejor medicina, la propuesta de lo que debemos hacer para salir de la crisis que atenaza nuestra economía", ha apostillado.

Villanueva ha continuado afirmando que estos establecimientos son "ejemplo de maestría, tradición y también de capacidad de adaptación, de competitividad y vanguardia, la esencia del espíritu inconformista que ha caracterizado a la sociedad madrileña a lo largo de los años, prevaliendo por encima de las modas y los años".

"Y es el ejemplo que queremos trasladar a los madrileños y a otros sectores productivos de la ciudad, porque con él podremos salir cuanto antes de esta crisis", ha zanjado.

"HAY QUE JODERSE LO QUE NOS HA COSTADO LLEGAR HASTA AQUÍ"

En el acto de entrega de diplomas ha participado también, en nombre de todos los comerciantes, el dueño del Restaurante Los Galayos, Miguel Grande Núñez, quien ha exclamado: "Hay que joderse lo que nos ha costado llegar hasta aquí", una afirmación con la que el resto de empresarios se ha sentido identificado.

Además, ha agradecido el reconocimiento como "estímulo al quehacer diario" y ha esperado que todos ellos puedan "recibir otros reconocimientos dentro de otros cien años".

"Ya nadie puede decir que no somos profetas en nuestra ciudad. Estos reconocimientos están dedicados a nuestros familiares y trabajadores que han hecho posible mantener viva la memoria de la ciudad con un secreto: el esfuerzo, el sacrificio, la gran dedicación, el espíritu de trabajo, la calidad y la atención al público", ha continuado.

Villanueva ha coincidido con él, al señalar que el acto no debía servir sólo para reconocer a los presentes, sino a "todas las generaciones que han hecho posible llegar hasta aquí y a las que tendrán que continuar esa tradición" porque son los que permitirán a Madrid "seguir existiendo". "La ciudad os necesita", ha asegurado.

Por su parte, González Núñez ha concluido diciendo que, en tiempos de crisis, los establecimientos centenarios demostrarán que lo que son "capaces de hacer". "Empujaremos con toda nuestra fuerza para que nadie pueda decir lo que podemos o no podemos hacer", ha concluido.

Para terminar, el responsable de Economía ha señalado que Madrid es una ciudad que se construye "de abajo arriba" gracias al comercio de proximidad de todos los barrios, que crean empleo y son "fundamentales" para la competitividad de la capital, y ha recordado que en los últimos ocho años el Ayuntamiento ha destinado 338 millones de euros al apoyo del sector en reforma de ejes comerciales, apoyo al asociacionismo, introducción de nuevas tecnologías, rehabilitación de mercados y planes de dinamización comercial.