Las motos y ciclomotores disponen ya de etiquetas medioambientales

Distintivos medioambientales para vehículos
DGT
Publicado 04/04/2018 13:36:18CET

MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha clasificado el parque de motocicletas y ciclomotores en función de su potencial contaminante, como hizo meses atrás con el resto de vehículos. Esta clasificación queda plasmada a través de un distintivo que los conductores de estos vehículos podrán recoger desde este martes en oficinas de Correos.

En concreto, se han catalogado los ciclomotores de dos ruedas o de tres ruedas, cuadriciclos ligeros, motocicletas de dos ruedas y motocicletas con sidecar. En total hay registradas 5,3 millones de este tipo de vehículos en España.

Esta iniciativa forma parte de las medidas del Plan Nacional de Calidad del Aire y Protección de la Atmósfera (Plan Aire) encomendada a la DGT, que propone la clasificación de los vehículos en función de los niveles de contaminación que emiten. De hecho, las partículas como el dióxido de nitrógeno tienen en el tráfico rodado la principal fuente de emisión en las grandes ciudades.

Esta clasificación, como la anteriormente realizada a turismos, tiene como objetivo discriminar positivamente a los vehículos más respetuosos con el medio ambiente y ser un instrumento eficaz en políticas municipales, tanto restrictivas de tráfico en episodios de alta contaminación, como de promoción de nuevas tecnologías a través de beneficios fiscales o relativos a la movilidad y el medio ambiente.

DISTINTIVOS CERO, ECO, B Y C

Hay cuatro niveles de catalogación: Cero, Eco, B ó C. La etiqueta Cero (Azul) se concede a los vehículos clasificados en el Registro como vehículos eléctricos de batería (BEV), vehículo eléctrico de autonomía extendida (REEV), vehículo eléctrico híbrido enchufable (PHEV) con una autonomía mínima de 40 kilómetros o vehículos de pila de combustible.

El distintivo Eco corresponde a turismos y comerciales ligeros, así como vehículos de más de 8 plazas y transporte de mercancías, clasificados en el Registro como vehículos híbridos enchufables con autonomía menor de 40 kilómetros, vehículos híbridos no enchufables (HEV), vehículos propulsados por gas natural, vehículos propulsados por gas natural comprimido (GNC) o gas licuado del petróleo (GLP), entre otras características.

La etiqueta C (Verde) es para aquellos turismos y comerciales ligeros de gasolina EURO 4/IV, 5/V o 6/VI o diésel EURO 6/VI; vehículos de más de 8 plazas y transporte de mercancías, con nivel de emisiones de EURO 6/VI, indistintamente del tipo de combustible; y vehículos ligeros (categoría L), clasificados en el Registro con nivel de emisiones Euro III/3 o Euro IV/4.

Por último, aquellos turismos y comerciales ligeros, clasificados como vehículos de gasolina EURO 3/III o diésel EURO 4/IV o 5/V; los de más de 8 plazas y transporte de mercancías con nivel de emisiones Euro IV/4 o V/5, indistintamente del tipo de combustible; y vehículos ligeros (categoría L) con nivel de emisiones del vehículos Euro II/2, tendrán la etiqueta medioambiental C (Amarilla).

La colocación del distintivo es voluntaria, al igual que sucede con los turismos, pero la DGT recomienda pegarla en lugar visible para facilitar la identificación del vehículo y beneficiarse así de las ventajas que las distintas autoridades puedan establecer a este tipo de vehículos más respetuosos con el medio ambiente.

Los titulares de estos vehículos que quieran consultar la etiqueta que les corresponde pueden hacerlo a través de la web de la DGT introduciendo la matrícula de su vehículo.