El PP insta al Gobierno a prorrogar las ayudas del Plan 2000E por el efecto positivo sobre el empleo

Actualizado 06/08/2010 15:59:12 CET

MADRID, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

El portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Popular (GPP), Celso Delgado, ha instado al Gobierno a que cumpla con las resoluciones del Congreso de los Diputados y a que prorrogue las ayudas directas a la compra de automóviles del Plan 2000E como una medida beneficiosa para el mantenimiento del empleo.

Delgado señaló que desde el Partido Popular llevan "meses advirtiendo" del incremento de precio que iban a experimentar los automóviles (una media de 450 euros por unidad) por el fin de los incentivos a la compra y por la subida de dos puntos porcentuales del IVA.

El también vocal de la Comisión de Industria, Comercio e Turismo y de la Comisión de Fomento indicó que en este contexto se ha experimentado una reducción del 75% en la afluencia de clientes a los concesionarios de automóviles y se ha experimentado un "retroceso generalizado en el mercado español del automóvil".

En este sentido, apuntó que desde el PP habían avisado de que el fin del Plan 2000E y la subida del IVA iban a provocar "un brusco desplome en el mercado de particulares", lo que conllevaría que durante la segunda parte del año se dejaran de vender 150.000 unidades.

Delgado explica en su blog que la única acción que amortiguaría estos efectos negativos sobre el mercado del automóvil sería la renovación del Plan del 2000E hasta finales del presente ejercicio. Así, resaltó que el Pleno del Congreso aprobó dos Proposiciones no de Ley en las que se reclamaba el mantenimiento de las ayudas a la compra de coches.

"El Gobierno, una vez más despreciando al Congreso, no sólo no ha cumplido lo acordado por la Cámara Baja, sino que el ministro Sebastián, dando prueba de una prepotencia enorme, se ha manifestado públicamente en contra de prorrogar las ayudas", añade.

Por otro lado, recuerda que en varios países de Europa este tipo de ayudas se mantuvieron vigentes una media de 18 meses, mientras que en España únicamente han tenido una duración de doce meses, a pesar de que generaron "importantes incrementos en las ventas".

"Desde el GPP subrayamos los beneficiosos efectos que la prórroga tendría para el mantenimiento del empleo. El Ejecutivo de Zapatero debería pensar también en que el retorno fiscal que estas ayudas tienen para el Estado es enorme, ya que por cada unidad vendida se recaudan de media, vía impuestos y tasas, 3.200 euros", concluye.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies