Agramunt alega ante el Consejo de Europa ser víctima de 'lobbies' que apoyan el independentismo catalán

Pedro Agramunt, senador PP
TWITTER AGRAMUNT
Actualizado 15/05/2018 20:43:14 CET

MADRID, 15 May. (EUROPA PRESS) -

El senador del PP Pedro Agramunt ha defendido ante el Consejo de Europa su inocencia frente a las acusaciones de presunta corrupción y ha denunciado ser víctima de una operación de "lobismo y grupos de presión" ejercida por activistas que, además, apoyan el movimiento independentista de Cataluña.

Agramunt ha sostenido esta postura en un documento presentado este martes ante la Comisión de Reglamento del Consejo de Europa, al que ha tenido acceso Europa Press, tras el informe interno del organismo apuntando "fuertes sospechas" de corrupción sobre el senador 'popular' para su elección como presidente de la Asamblea del Consejo por parte de Azerbaiyán y un lobista de Bakú, así como en su defensa los intereses azeríes a la hora de tomar decisiones en la Asamblea.

En su defensa, Agramunt denuncia ser víctima "de la mayor operación de lobismo y grupos de presión contra un individuo en Europa que se haya visto en muchos años" y tilda el informe de investigación de "insulto a la inteligencia, al estado de derecho y a la democracia".

En este sentido, repasa los informes en los que se basa el documento final de acusación y reprocha que están basados en meras conjeturas sin ninguna prueba fehaciente. Además, desgrana su origen para demostrar que proceden de "lobbies" que reciben fondos desde Estados Unidos o que apoyan el independentismo catalán.

En este sentido, señala directamente a la Open Society Foundations, la organización de George Soros, a quien acusa de apoyar el referéndum del 1 de octubre en Cataluña, apoyar a los independentistas y arremeter contra el Gobierno y su presidente, Mariano Rajoy, en sus redes sociales.

"El Senador Agramunt siempre ha actuado según su criterio, conciencia y defensa de los intereses españoles. Igualmente siempre ha defendido con honradez y criterio la defensa de los derechos humanos y de la ley en su labor parlamentaria. Resulta inadmisible que se pretenda coartar la libertad de pensamiento y de voto de los parlamentarios", sostiene.

En este punto, Agramunt exige que se informe de todo esto al Consejo de Ministros del Consejo de Europa y se pidan explicaciones al secretario general de la institución por permitir la presencia de "lobbistas" en su seno.

DEMANDA ANTE EL TEDH

El senador del PP también ha presentado una demanda ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos en Estrasburgo por el cambio de reglamento aprobado el pasado año por el que se le obligó a dimitir como presidente por no contar ya con la confianza de la institución.

Agramunt alega haber estado "indefenso" ante una vulneración de sus libertades fundamentales y rechaza además que la reforma del reglamento se aplicara de forma retroactiva, ya que él había sido elegido para un periodo de dos años.

Contador