El alcalde de Málaga cree que la reducción de concejales no será un gran ahorro y lo ve una medida "psicológica"

Actualizado 12/07/2012 14:54:32 CET

MADRID, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha declarado este jueves sobre la reducción de concejales anunciada por Mariano Rajoy que "el ahorro de esta medida va a ser relativamente poco". De la Torre considera que es más una decisión de "alcance psicológico" o de "alcance político que es de alcance presupuestario".

Asimismo, ha aclarado sobre este tema que "el ciudadano desconoce que la mayor parte de los concejales de los pequeños municipios no cobran, o son cantidades absolutamente simbólicas". Ha asegurado que "la mayoría de los sueldos son muy moderados, puede haber alguna excepción, por lo tanto no viene mal alguna regulación". Ha enfatizado también que tiene que haber "transparencia" y "claridad".

A su juicio, este es un tema de reflexión de cada autonomía y que al tratarse de un tema "complejo" deberán tener en cuenta las características y su forma de representación, así como que sus provincias respectivas tengan el peso territorial que deberían tener.

MÁLAGA, SMARTCITY

En otro orden de cosas, el alcalde de Málaga, que ha intervenido en el Foro Nueva Economía, ha puesto su ciudad como ejemplo tecnológico y de innovación. Málaga ha sido elegida Smartcity porque reúne los requisitos necesarios para garantizar el éxito del proyecto: gran potencial de crecimiento, amplias capacidades tecnológicas, fuerte presencia de Universidad y empresas, apoyo decidido de las administraciones públicas y excelentes infraestructuras eléctricas.

El alcalde de Málaga, ha hecho hincapié en que los ayuntamientos en España son relativamente débiles comparado con los ayuntamientos europeos. Aun así, Málaga puede considerarse como ejemplo de ciudad con nuevas tecnologías y progreso técnico, y gracias a estos surge el concepto de cuidad inteligente.

"El objetivo final del proyecto es demostrar cómo es posible conseguir, con el desarrollo de estas tecnologías, un ahorro energético del 20%, así como una reducción de emisiones de CO2". "La instalación de sistemas avanzados de telecomunicaciones permitirá actuar en tiempo real y de forma automática sobre la red de distribución, haciendo posible una nueva gestión de la energía y potenciando la calidad del servicio", la concluido De la Torre.