Las ventas del Apple Watch se desploman un 90%

Actualizado 17/07/2015 16:29:31 CET

   MADRID, 8 Jul. (Portaltic) -

    Las ventas del reloj inteligente Apple Watch han caído en apenas dos meses un 90 por ciento. Se estima que Apple vende actualmente unas 20.000 unidades de su 'smartwatch', un volumen de pedidos muy bajo si se atienden a las cifras conseguidas en su estreno comercial, en torno a 200.000 unidades diarias, según ha recogido un análisis de la compañía de tracking de compras online mediante suscripción Slice Intelligence publicado en MarketWatch.

   De acuerdo a este informe, desde la euforia desatada en abril con el lanzamiento del dispositivo, el volumen de ventas ha descendido dramáticamente en la actualidad. Apple habría pasado a vender en Estados Unidos poco menos de 20.000 unidades de su 'smartwatch' al día. De hecho, los datos hacen referencia que existen días incluso peores con datos de venta que rozan las 10.000 unidades.

   Otro motivo de preocupación para los de Cupertino está en la dinámica de consumo de este nuevo dispositivo. Sólo dos tercios de las unidades vendidas corresponden a la gama más baja, la sport, cuyo coste parte de los 349 dólares.

   Las versiones más sofisticadas cuentan con un precio mínimo de 549 dólares. Respecto a la edición de lujo con precios que alcanzan los 17.000 dólares, la consultora Slice estima que sólo se han vendido 2.000 unidades de esta gama.

   De momento, Apple no ha dado a conocer cifras concretas de ventas de su nuevo gadget, la primera línea de producto completamente apadrinada por Cook, de ahí que la atención a la evolución del Apple Watch sea crucial para muchos inversores.

   Estos datos vuelven a reabrir el debate sobre la utilidad real de este dispositivo para los usuarios en la actualidad. De momento, al Apple Watch, a nivel de software, le queda mucho camino que explorar: faltan aplicaciones, las remotas no funcionan como deben y por si fuera poco persiste el eterno problema de la batería.

   Hay que decir que las ventas de Android Wear tampoco están funcionando a las mil maravillas, precisamente. El año pasado, solo se distribuyeron 720.000 unidades. Quizá los fabricantes han depositado su confianza en una nueva categoría de producto en la que los consumidores, sencillamente, no confían.