Ramoncín defiende que podría haber "vendido a Steve Jobs" su 'Caja Fuerte Virtual'

José Ramón Márquez Martínez, 'Ramoncín'
EUROPA PRESS
Actualizado 11/01/2013 17:21:52 CET

MADRID, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

El cantante José Ramón Márquez Martínez, 'Ramoncín', ha defendido ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz la herramienta informática Caja Fuerte Virtual por la que cobró alrededor de 5.000 euros a la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), y ha dicho que, de haber vivido en Estados Unidos, se la habría "vendido a Steve Jobs", informaron fuentes jurídicas. "Como vivo en España, se la vendí a la SGAE", ha defendido.

'Ramoncín', que ha declarado durante más de tres horas y media como imputado en la causa en la que se investigan las irregularidades en la filial digital de la gestora de derechos de propiedad, ha abandonado la Audiencia Nacional sin que el fiscal Anticorrupción José Miguel Alonso solicitara la imposición de ninguna medida cautelar. Permanece imputado por los delitos de apropiación indebida y/o administración desleal, y falsedad documental.

A su salida del tribunal ha afirmado ser "una persona honesta, honrada e inocente" y ha denunciado que sus "derechos esenciales se han vulnerado durante 21 días", desde que se produjo su imputación. "No tengo nada que esconder ni nada que ocultar. Hemos aportado todas las pruebas y todos los documentos. El que nada tiene que esconder de nada tiene que preocuparse", ha asegurado.

"PERSECUCIÓN A LA SGAE"

"Algunos tienen que saber el daño tan grave que ocasiona en una persona que no ha hecho en su vida nada más que trabajar, que la gente lo entienda y que ya de una vez por todas acabe en este país esa persecución contra todo lo que tiene que ver con la SGAE y los derechos de autor", ha continuado.

De igual modo, ha pedido a los periodistas "serios y objetivos" que traten "este tema como se merece". "Os agradezco a los que habéis sido objetivos y serios cómo habéis contado las cosas. El resto tiene mi desprecio pero no os preocupéis, que en muy poco tiempo sabréis exactamente lo que ha ocurrido aquí", ha dicho el músico.

Su abogada, Teresa Bueyes, que ha defendido en otras causas a famosos como Ana Obregón o Azúcar Moreno, ha avanzado que pedirá "mañana mismo" el archivo de la causa y ha asegurado que la imputación de su cliente es "un equívoco".

"Es una materia compleja, son 37 volúmenes en la causa y es normal porque hay propiedad intelectual que no entienden muy bien los fiscales y los jueces a qué se refiere", ha señalado antes de añadir que aunque la Policía Judicial "hace muy bien su trabajo", 'Ramoncín', "como experto, como una persona que ha estado 35 años en la SGAE, les ha aclarado los términos".

"LUCHAR CONTRA LA PIRATERÍA"

Durante su declaración, en la que se ha mostrado orgulloso de los trabajos que realizó para la SGAE y ha defendido la legalidad de todas las operaciones investigadas, 'Ramoncín' ha admitido que cobró 170.552,56 euros entre 2004 y 2012 por los bienes y servicios que su editora musical, Jupiter Music S.L., cargó a la SGAE y que, según un informe de la Guardia Civil, no llegó a prestar.

El cantante ha explicado que diseñó Caja Fuerte Virtual para "luchar contra la piratería" y que concibió el programa de televisión 'El creador', que pagó la sociedad de la SGAE Portal Latino S.L., como un 'reallity' serio sobre la vida de un creador. En este sentido, ha alegado que vendió el programa a la entidad y desconoce por qué nunca se llegó a emitir.

En la causa también constan correos electrónicos entre el cantante y el presunto cabecilla de la trama, el exdirector general de la SDAE, José Luis Rodríguez Neri, de los que se deduciría que fue este último quien asumió la decisión de pagar por el programa.

DOCE EXDIRIGENTES IMPUTADOS

Los dos principales imputados en esta causa son el exdirector de la SDAE, filial digital de la SGAE, José Luis Rodríguez Neri, y el directivo de Microgénesis Rafael Ramos, que recuperaron la libertad en agosto y julio de 2011, respectivamente tras depositar sendas fianzas de 300.000 y 150.000 euros. El juez les atribuye los delitos de apropiación indebida y administración fraudulenta, a los que se suman un delito societario en el caso de Neri y otro de alzamiento de bienes en el de Ramos.

También fueron imputados Eduardo 'Teddy' Bautista, expresidente de la SGAE; Enrique Loras, exdirector general; Ricardo Azcoaga, exdirector financiero; Elena Vázquez, principal accionista de Microgénesis; y Celedonio Martín, director financiero de esta empresa.

También están imputadas tres familiares de Ramos -su esposa, María Antonia García Pombo; su cuñada, Pilar Eva García Pombo; y su hija, Sara Ramos Vázquez- y otros dos de Rodríguez Neri -su hermana, Juana Cristina Rodríguez Neri; y su hija, Leticia Rodríguez Álvarez-.

Según la investigación de Ruz, Bautista "autorizó, consintió e impulsó" la trama defraudatoria desarticulada en la conocida como 'operación Saga', que había sido ideada por Rodríguez Neri. En el fruto de esta actividad presuntamente fraudulenta, la SGAE invirtió "importantes sumas de dinero sin obtener a cambio la esperada rentabilidad para sus socios" a través de una red de empresas vinculadas a la sociedad digital, entre ellas la mercantil Microgénesis, que controlaba el propio Rodríguez Neri.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies