Justicia cree que meter en la misma ley a sefardíes, moriscos y saharauis sería "mezclar realidades muy distintas"

 

Justicia cree que meter en la misma ley a sefardíes, moriscos y saharauis sería "mezclar realidades muy distintas"

Nuevo director de relaciones con las confesiones, Javier Herrera García-Canturri
EUROPA PRESS
Actualizado 05/12/2014 20:42:24 CET

MADRID, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

El director general de Cooperación Jurídica Internacional y Relaciones con las Confesiones del Ministerio de Justicia, Javier Herrera García-Canturri, ha indicado que el Gobierno no se plantea en estos momentos extender la ley para la concesión de la nacionalidad española a sefardíes, a moriscos y saharauis, tal y como piden Izquierda Plural y ERC, porque son temas "muy distintos".

"El tema de moriscos y saharauis son también temas sensibles pero muy distintos. Al final, meterlo todo en la misma ley es mezclar realidades sociales y culturales distintas", ha indicado en una entrevista concedida a Europa Press.

Concretamente, ha explicado que el tema de los saharauis es "reciente", del siglo XX mientras que en el caso de los moriscos sí puede haber una "concordancia" de tiempo y "ciertas similitudes" con los sefardíes, pues también hubo una expulsión.

No obstante, ha explicado que el proyecto de ley para conceder la nacionalidad a sefardíes tiene que ver "en parte, pero solo en parte" con "reparar agravios históricos" y que, con lo que tiene "mucho" que ver es "con el hecho de que los sefardíes han mantenido a lo largo de 500 años, una vez que fueron expulsados, una vinculación con España".

Aquí radica, a su juicio, "la gran diferencia con los moriscos" y es que mientras que "muchas" comunidades judías mantuvieron su vinculación con España, "mental, social y cultural" --muchos se siguen casando conforme a las tradiciones de Castilla y siguen hablando español--, los moriscos "no han mantenido con carácter general esta vinculación" pues "muchos de ellos se fueron a países del norte de África y se integraron en sus sociedades perdiendo su vinculación" a España.

"No sé, a futuro quizá sea un aspecto que se quiera contemplar, que se podrá valorar, pero no es algo que en este momento se esté pensando en hacer", ha señalado para añadir que, en todo caso, esta ley tampoco sería el lugar "porque al final parecería una ley de adquisición de nacionalidad de todo aquel que en algún momento de la historia haya tenido alguna vinculación con España" y ha recordado que "no es el caso".

Mientras, en el caso de los saharauis, Herrera García-Canturri ha precisado que ahí "hay un problema político de fondo", aunque ha recordado que cuando España se retiró del Sáhara, "tuvieron un plazo para acceder a la nacionalidad española".

En cuanto a la situación actual, ha admitido que "muchos" saharauis "mantienen la vinculación con España" y conservan "el idioma" pero ha apuntado que "habría un problema de base que es el tema de la documentación" ya que muchos de estos saharauis lo que podrían aportar en un momento dado serían documentos expedidos por la República Árabe Saharaui Democrática "que no es un estado reconocido por España" y, por tanto, según indica, no habría "base legal" para valorar quién podría acceder a la nacionalidad y quién no.

Herrera García-Canturri ha asegurado que, a pesar de la dimisión del ministro Alberto Ruiz Gallardón al frente de Justicia, que fue quien impulsó esta norma, la ley "va a seguir adelante". Precisamente, ha apuntado que el nuevo ministro Rafael Catalá ya se ha reunido con el presidente de la Federación de Comunidades Judías de España (FCJE), Isaac Querub, para intercambiar opiniones ya que ahora se trata de "terminar de aquilatar aspectos técnicos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies