El mapa de la cerveza en Europa

Actualizado 17/09/2017 12:36:38 CET
Cervezas
PIXABAY

   MADRID, 17 Sep. (EPTURISMO) -

   El Oktoberfest ya está aquí. Desde este fin de semana y hasta el 3 de octubre, la ciudad de Munich se ha vuelto a llenar de fiesta, jarras y mucha cerveza un año más para celebrar la llegada del otoño. Más de seis millones de personas se congregan en el Theresienwiese (Prado de Teresa) para disfrutar de este oro líquido y levantar sus vasos.

   Para celebrarlo, hemos recogido datos sobre el precio de la cerveza en distintos países europeos y sus cervezas más destacadas, para que sepas qué pedir cuando viajes por uno de ellos. Una forma distinta de conocer Europa.

   Las distintas realidades de los países lleva a que haya una diferencia de casi el doble en el precio de la cerveza. Por ejemplo, en la capital de Ucrankia, Kiev, una 'birra' cuesta en torno a los 0,60 euros; en Reyjavik (Islandia) alcanzar los 8,90 euros.

Fuente: Uniplaces

   Ahora sabemos un precio aproximado de cuánto nos puede costar beber una cerveza en un país europeo. Pero ¿qué pedimos? Cada lugar tiene su especialidad y, ya que has viajado tanto kilómetros, es recomendable probar algunas de ellas.

KIEV (UCRANIA)

   La cerveza Obolon, fabricada en la capital del país, tiene fama de tener un gusto agradable. La cervecería fue puesta en marcha en la década de los 80 y a lo largo de estos años se ha ganado un puesto como una de las mejores cervezas de la ciudad.

PRAGA (REPÚBLICA CHECA)

   La más famosa es la Pilsner Urquell, una lager sin sabor afrutado, algo amarga y que se fabrica en la ciudad de Pilsen, en Bohemia, desde 1842. Se trata de una de las Pilsner más reconocidas en Europa. Otra curiosidad de República Checa y sus cervezas: la Budweiser, tan reconocida en Estados Unidos, copia directamente la receta checa.

LISBOA (PORTUGAL)

   Dos son las cervezas más reconocidas de uno de nuestros países vecinos: la Sagres, suave y con cierto amargor, y la Super Bock, más amarga reconocida por tener una alta calidad.

VARSOVIA (POLONIA)

   Elaborada desde 1629, Tyskie es una de las más consumidas en Polonia, es una de tipo lager con una graduación de 5,6 grados. Su botella es muy característica, recordando a los colores rojo y blanco de la bandera de Polonia. La etiqueta representa una corona real que homenajea a Juan III Sobieski, rey de Polonia, que nació en el mismo año en el que se comenzó a fabricar la cerveza.

MADRID (ESPAÑA)

   La cerveza Mahou acompaña las tardes y las noches de muchos madrileños. Elaborada desde finales del siglo XIX, acompaña numerosos actos en la capital relacionados con la gastronomía y, en concreto, con las tapas, un buen complemento para esta bebida. Además, la ciudad cuenta también La Cibeles, una cerveza artesana de Alcorcón.

BERLÍN (ALEMANIA)

   Si vas al Oktoberfest, posiblemente pruebes la Paulaner. Su origen está en la religiosa Orden de los Mínimos, de Múnich, que comenzaron a elaborarla en 1634. Otras cervezas alemanas son la Beck's o la Franziskaner son otras bebidas destacadas del país germano.

BRUSELAS (BÉLGICA)

   Uno de los países con más tradición cervecera. No te recomendamos irte de Bruselas sin pasar por el Delirium Café en donde se sirve la Delirium Tremends en todas sus variedades. Pero también puedes disfrutar de otras cervezas destacadas como la Duvel, la Stella Artois o la Leffe.

ATENAS (GRECIA)

   Mythos, otra cerveza propia del Mediterráneo, refrescante y ligera, es típica de Grecia. Es joven, producida desde 1997, y sobre todo comparada con la FIX, también griega y elaborada desde 1864, algo más amarga y con gusto afrutado.

LONDRES (REINO UNIDO)

   En Londres, es común ver pintas de Guinnes. Pero también hay cerveza inglesa, como la Magic Rock o la BrewDog, empresas jóvenes y que buscan experimentar con sabores.

ROMA (ITALIA)

   En Italia, destacan dos cervezas: la Birra Moretti y la Peroni. La primera es propia de Udine, del norte de Italia, y producida desde 1859 por Luigi Moretti; la segunda es romana y más mayor que la anterior, fabricada desde 1846.

PARÍS (FRANCIA)

   La Kronenbourg, hecha en Estrasburgo, es una de las más famosas. Elaborada desde 1664, en su versión clásica es una clara suave y aromática.

OSLO (NORUEGA)

   Una de las cervezas típicas es la Ringnes, fundada en la propia ciudad de Oslo a finales del siglo XIX. Se trata de una cerveza sencilla, de gusto agradable y muy popular en Noruega. Como curiosidad, la compañía patrocinó algunas expediciones polares.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies