Ayuntamiento de Almería inicia las obras de remodelación de 'La Ballena' como memorial definitivo del niño Gabriel Cruz

Inicio de las obras en la conocida como 'La Ballena'
AYTO DE ALMERÍA
Publicado 17/09/2018 18:06:14CET

ALMERÍA, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Almería ha iniciado las obras de remodelación integral del espacio conocido como 'La Ballena' para convertirlo en el memorial permanente de Gabriel Cruz, el niño de ocho años asesinado en febrero en Las Hortichuelas, en Níjar (Almería), presuntamente por la expareja de su padre.

La actuación, con un presupuesto de 182.000 euros y un plazo de ejecución de un mes y medio, tiene por objetivo poner en valor y recuperar un espacio convertido en lugar de recuerdo del pequeño.

El pasado día 7 se trasladaron los enseres y objetos depositados en su recuerdo como paso previo a los trabajos que se han programado en 'La Ballena' hasta un espacio temporal ubicado en el parque de Las Almadrabillas.

En la mejora de este espacio se emplearán materiales de Almería como mármol gris Macael, mucho más resistente que la piedra natural actual, deteriorada por el paso del tiempo y la acción de la salinidad del mar.

Así, se realizará un nuevo solado sobre toda la zona donde se ubica la forma de la ballena, así como sobre la escalinata adyacente.

Además se procederá a la reposición de las teselas que faltan en la ballena y el aplacado que la sustenta a su alrededor, todo ello respetando el diseño original en cuanto al despiece y medidas de las distintas piezas de mármol que conforman el área.

La responsable de Fomento ha querido significar el "simbolismo" de esta actuación, unida al recuerdo del pequeño Gabriel. "Su trágica muerte ha llevado a cientos de persona a convertir este espacio en lugar improvisado en recuerdo a la figura del 'pescaíto', como cariñosamente aún hoy se conoce al pequeño, recuerdo que el Ayuntamiento tiene intención de seguir manteniendo en ese espacio, en consenso con los padres de Gabriel", ha recalcado la concejal de Fomento, Ana Martínez Labella.

Precisamente, Ángel Cruz y Patricia Ramírez comunicaron a través de sus redes sociales el pasado viernes que habían visitado el memorial temporal para "colocar y poner recuerdos de pescaítos remitidos desde diferentes lugares" después de que no pudieran hacerlo el mismo día del traslado por sentirse "turbados".

Depositaron, asimismo, "algunos detalles" dejados en el cementerio de Fernán Pérez antes de que sus restos mortales fueran incinerados aunque dejaron "espacio libre para quien quiera pueda poner algo suyo".

"Queremos agradecer las miles de muestras de cariño recibidas y disculparnos por no poder ponerlas todas puesto que el espacio sería tan grande como las personas que han estado con nosotros desde la desaparición de nuestro hijo", concluían.