Fiscal pide 900 euros de multa por lesiones al jugador de fútbol acusado de agredir a un árbitro en Almería

Absuelto un profesor británico acusado de distribuir pornografía infantil en Alm
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 19/03/2019 14:24:27CET

ALMERÍA, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

El fiscal ha solicitado tres meses de multa con cuota diaria de diez euros para el jugador de fútbol veterano acusado de agredir a un arbitro en un partido celebrado en Almería y causarle presuntamente lesiones en el oído y en la región malar.

En el juicio rápido celebrado este martes en el Juzgado de Instrucción 3, el Ministerio Público ha interesado que el futbolista indemnice al colegiado con 210 euros ya que considera "claramente acreditado" el primero "golpeó e impactó en la cara" al segundo de acuerdo al testimonio que ha prestado el delegado de campo y al informe forense.

Tras remarcar que está "fuera de toda lógica" que el árbitro pudiese haberse "autolesionado" en el vestuario como ha indicado el acusado, que ha negado los hechos y ha apuntado también a que las heridas "podrían haberse producido en el forcejeo al separarlos", ha justificado la petición de la pena máxima prevista para el delito de lesiones leves en las circunstancias en las que estas se produjeron.

"En un campo de fútbol, con gran cantidad de personas, unas 150, no puede ser que un jugador agreda a un árbitro porque no este conforme con sus decisiones. Se pueden recurrir las tarjetas, pero lo que no se puede hacer en forma alguna es lo que se hizo. Hay niños que han podido estar presenciando el partido y no es un ejemplo de algo que debe ser limpio", ha dicho.

Según ha relatado en sala el colegiado, quien ha acudido con letrado, no así el acusado, en el minuto 85 del partido entre el Plus Ultra y Los Ángeles celebrado en el estadio Constantino Cortés pitó un fuera de juego que provocó "protestas airadas con los brazos arriba". Así, tras sacar una tarjeta amarilla, el acusado le dijo desde el banquillo "¿es que has puesto un uno en la quiniela?".

"Le amoneste y chillando me dijo 'expulsarme como en Santa María del Águila', lo hice y, al segundo, sin mediar palabra, se abalanzó contra mí y me dio un puñetazo en el oído izquierdo y otro golpe en el brazo hasta que le cogieron sus compañeros", ha asegurado.

A continuación, ha afirmado que suspendió el partido y se fue al vestuario "mareado, mal". "Vino una ambulancia a por mi porque no estaba bien. Entre en Urgencias malamente, con muchos dolores desde el oído hasta la cabeza y me tuvieron que pinchar", ha dicho a preguntas de la jueza, el fiscal y su abogado, ante los que ha negado que él hiciese "cierto amago de pegar un puñetazo". "No es mi condición y llevaba las tarjetas y el boli en cada una de las manos", ha apuntillado.

También ha negado, como sostiene el acusado, sentir "inquina" hacía él por hechos anteriores o que, cuando se cruzan por la calle, "le haga ademán de sacarle una tarjeta para reírse de él".

El jugador, quien se mostrado sorprendido porque el "colegiado haya decidido juzgarme llamando a los medios de comunicación antes de esto", ha aludido a ciertas diferencias entre ambos por un partido disputado hace más de un año en Santa María del Águila, en El Ejido, "en que el me sentí traicionado cuando me expulsó por dirigirme a él siendo el capitán del equipo".

"Yo reconozco que intenté darle un guantazo después de que me expulsase el sábado pero no hubo contacto. No le alcance porque nos cogieron a los dos rápidamente y nos sujetaron. No llegué a darle y ahora quiere que le pague yo lesiones que se ha hecho de otro modo", ha señalado para añadir que "se encerró en el vestuario aunque yo vi que estaba bien" y que fue a "pedirle disculpas el domingo pero el ya me había denunciado".

El árbitro ha citado como testigo al delegado de campo y del equipo contrario, el CD Los Ángeles, quien ha afirmado que vio "como le dio un trompazo" al tiempo que hacía el gesto un gancho. "No sé si más fuerte o menos fuerte pero llegó a golpearlo. Cuando se fue al vestuario, le lleve hielo porque le vi inflamada la cara", ha remarcado.

Otros dos testigos, jugadores en este caso del Plus Ultra y compañeros de equipo del acusado, han negado el impacto y han hecho referencia a un "amago de puñetazo" del colegiado que "tampoco llegó a impactar". "Yo tengo arañazos en la frente y no sé cómo me los hice. Probablemente, en el forcejeo al separarlos", ha dicho uno de ellos a lo que otro ha precisado que "son tanganas que pasan todos los sábados 40 veces".

En el trámite de informes, que ha quedado visto para sentencia el 11 de abril, la acusación particular se ha adherido a la petición fiscal aunque ha pedido que la cuota diaria de la multa sea la máxima, 12 euros.

Juan Espadas

Juan Espadas

Alcalde de Sevilla

02/05/2019
Alfonso Guerra

Alfonso Guerra

(Presentador de D. Juan Espadas)

02/05/2019

Patrocinado por