Actualizado 11/03/2009 15:45 CET

Altadis y sindicatos acuerdan el ERE que deja a la planta de Cádiz con 67 trabajadores y más de 200 prejubilados

CÁDIZ, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

Altadis acordó hoy con los sindicatos el Expediente de Regulación de Empleo (ERE), que afectará a un máximo de 794 trabajadores en España y se enmarca en los proyectos de reestructuración anunciados por la británica Imperial Tobacco tras la integración de ambas compañías, lo cual dejará a la planta de la capital gaditana con 67 trabajadores y con más de 200 que saldrán prejubilados.

En declaraciones a Europa Press, la presidenta del comité de empresa de Altadis en Cádiz, Carmen Pérez, destacó como dato negativo que esos más de 200 empleos son puestos de trabajos que se perderán para siempre en Cádiz.

No obstante, en cuanto al ERE señaló que "lo más grave", que era que salieran compañeros trasladados a otras plantas como la empresa pretendía al principio, "se ha salvado" y mostró su conformidad, "aunque no es lo suficiente y habrá que asumir lo que hay", con la cuantía acordada para las prejubilaciones.

La pérdida de efectivos en la planta gaditana se comenzará a hacer efectiva a partir del próximo 30 de junio, cuando saldrán ya 37 trabajadores una vez que haya finalizado la producción de la planta de tabaco reconstituido, mientras que el resto saldrá a final de año cuando se pare la planta de preparación de liga y todos los servicios que conlleva esa planta.

En toda España, el programa de acompañamiento social podría afectar a un máximo de 794 trabajadores por la aplicación de distintas medidas como la recolocación interna mediante movilidad funcional y geográfica, recolocación externa, baja indemnizada que permite enlazar con la jubilación y baja incentivada.

La documentación de las condiciones del ERE, que afectaba inicialmente a 830 empleados sobre los 6.700 que integran el grupo Altadis, se presentarán en los próximos días ante la Dirección General correspondiente del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.

Por su parte, la tabaquera destacó que las medidas propuestas en España contribuirán a corregir los "lastres de redundancias e ineficiencias" y facilitarán la viabilidad y competitividad de las operaciones españolas que consolidan su continuidad.

Las medidas previstas en el plan de reestructuración, una vez se obtenga la aprobación de la autoridad laboral, culminarán, con carácter general, el 30 de junio del año 2010.

BAJAS INDEMNIZADAS DE ENLACE CON LA JUBILACION

Concretamente, la compañía y los sindicatos han acordado bajas indemnizadas de enlace con la jubilación, con una indemnización en forma de renta mensual que, junto con la prestación de desempleo, permitirá al trabajador obtener un determinado porcentaje del sueldo que tiene reconocido.

Dicha medida será aplicable, con carácter general, a los trabajadores que cumplan 52 años a 31 de diciembre de 2009, si bien en determinados casos y circunstancias con especial dificultad de recolocación también puede ser aplicable a trabajadores de 51 años.

Asimismo, el grupo ofrecerá alternativas de recolocación a todos los trabajadores que, afectados por el nuevo plan de reestructuración, no reúnan los requisitos para acogerse a la baja indemnizada de enlace con la jubilación.

Igualmente, ofrecerá bajas incentivadas que consisten en una indemnización a tanto alzado que perciben en una sola vez aquellos trabajadores afectados directamente por el plan de reorganización y que no reúne los requisitos exigidos para poder acogerse a la medida de edad.

El ERE se enmarca en los proyectos de reestructuración anunciados por Imperial Tobacco, que afectaban a las áreas de marketing y ventas, producción y a las funciones de apoyo central en varios países europeos.

Finalmente, Altadis destacó la buena disposición negociadora de los representantes sindicales y la "clara voluntad de diálogo y entendimiento" que han presidido "siempre" las relaciones laborales en la compañía, lo que ha hecho posible, según subrayó, alcanzar el acuerdo que facilitará acometer los proyectos de reestructuración previstos en España.