Publicado 02/11/2015 18:32CET

El Ayuntamiento aprueba una moción que contempla la creación de un bono social de electricidad alternativo

Se creará una mesa contra la pobreza energética en la que trabajarán conjuntamente Ayuntamiento, Eléctrica de Cádiz y diversas entidades

CÁDIZ, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Ayuntamiento de Cádiz ha aprobado una moción contra la pobreza energética que contempla la creación de un bono social alternativo, que será comercializado por parte de Eléctrica de Cádiz, principal empresa suministradora de electricidad de la ciudad con más de 61.000 clientes. Esta iniciativa, llevada a pleno por el actual equipo de gobierno, formado por Por Cádiz Sí Se Puede y Ganar Cádiz, ha sido aprobada "por unanimidad".

Así lo ha indicado el Consistorio gaditano en un comunicado, en el que ha explicado que esta iniciativa proviene por la situación actual de la provincia, que cuenta "con el índice de desempleo más alto de la Unión Europea (UE)".

En esta misma línea, el Ayuntamiento ha explicado que, aunque el índice de paro es "más bajo en la capital de la provincia con el 17 por ciento, desde Eléctrica de Cádiz --empresa propiedad del Ayuntamiento en un 55 por ciento-- se realizan más de 2.000 cortes de suministro cada año.

Es por ello que "los clientes de Eléctrica de Cádiz no tienen acceso al bono social actual, que sólo es facilitado por las cinco comercializadoras del oligopolio, como son Endesa, Iberdrola, Gas Natural-Fenosa, Viesgo y HC Energía", ha asegurado el Consistorio gaditano.

Actualmente, "existe un protocolo de actuación entre Servicios Sociales y Eléctrica de Cádiz, y se invierten más de 7.000 euros a la semana, por parte del Ayuntamiento, en pagar recibos de la luz a familias vulnerables".

Tal y como ha señalado el concejal de Medio Ambiente, Manuel González, durante la defensa de la propuesta, "el equipo de gobierno quiere erradicar los cortes de luz en la ciudad y combatir, con medidas preventivas, la pobreza energética".

"La energía tiene que ser un derecho, como el agua o la vivienda, y es obligación de las administraciones públicas asegurar que toda la población tenga acceso a un suministro básico de energía, que cubra sus necesidades básicas", ha añadido González, al mismo tiempo que ha manifestado que, en Cádiz "tenemos la suerte de contar con una empresa suministradora municipal que está abierta al diálogo y la colaboración para afrontar este reto".

IMPLICACIÓN SOCIAL Y POLÍTICA

La moción aprobada pretende "implicar a diferentes actores sociales y políticos en la elaboración del bono social alternativo", a través de la creación urgente de una Mesa Contra la Pobreza Energética en Cádiz, en la que participen Ayuntamiento, Eléctrica de Cádiz, asociaciones de consumidores y ONGs.

Esta moción ha incorporado las enmiendas presentadas por el PSOE y Ciudadanos. "El PSOE ha pedido que se lleve a efecto en un plazo máximo de seis meses, la notificación fehaciente de los cortes de suministro por impago, la creación de un procedimiento ágil y eficaz entre usuarios y empresa y que se garantice el acceso a un mínimo de energía", ha indicado el Consistorio.

Por su parte, "Ciudadanos ha pedido que cualquier organización interesada pueda participar en la mesa proponiendo a las asociaciones de vecinos o la Universidad de Cádiz, por ejemplo", ha recalcado el Ayuntamiento gaditano.

"El reto de crear un bono social alternativo, realmente útil para los consumidores vulnerables y de elaborarlo en un espacio de colaboración ciudadano-institucional marca un hito en la política municipal de la lucha contra la pobreza energética", ha declarado González.

RECHAZO INSTITUCIONAL DEL DECRETO DE AUTOCONSUMO

Por otra parte, el Ayuntamiento de Cádiz, con los votos a favor del equipo de gobierno, Ciudadanos y PSOE, ha aprobado realizar una declaración institucional para solicitar la derogación del Real Decreto 900/2015, por el que se regulan las condiciones administrativas, técnicas y económicas del autoconsumo.

En este sentido, González ha expresado el "compromiso" del actual gobierno municipal con la construcción de "un modelo energético renovable, económicamente sostenible, basado en el ahorro y la eficiencia. Un modelo que favorezca la implicación de la ciudadanía en la transición energética y que ponga los derechos y las necesidades de las personas, por delante de los intereses de las multinacionales energéticas".

El concejal ha justificado "la urgencia de impulsar la transición energética por motivos ambientales, económicos y éticos", al mismo tiempo que ha explicado la importancia de luchar contra el cambio climático porque sólo podremos salir de esta crisis, "generando empleo local y usando energías renovables".

El Ayuntamiento se suma así al rechazo institucional del RD de autoconsumo que han protagonizado diversos ayuntamientos, como el de Barcelona, y a la declaración de la Diputación de Cádiz, a propuesta del actual alcalde de la capital gaditana, José María González, en calidad de diputado de Cádiz Sí se Puede, en una iniciativa conjunta con Ganemos Jerez.