Publicado 17/07/2020 15:28:26 +02:00CET

Campo defiende la relevancia de la política criminal como pilar que garantiza la seguridad y estabilidad del país

Juan Carlos Campo firma en el libro de honor de la Universidad de Cádiz
Juan Carlos Campo firma en el libro de honor de la Universidad de Cádiz - UCA

CÁDIZ, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha defendido durante el transcurso de la clausura de las Jornadas de la sección española y portuguesa de la Asociación Internacional de Derecho Penal de la Universidad de Cádiz (UCA) la relevancia de la política criminal como uno de los pilares que garantizan la seguridad y estabilidad del país.

"Tenemos grandes retos que enfrentar en un mundo cada vez más global y a la vez más local, que deberán ser abordados siempre con el máximo respeto a los derechos fundamentales y a los principios que caracterizan al Estado de Derecho", ha advertido Campo.

Según ha señalado en una nota el Ministerio, Campo ha defendido que "la respuesta solo puede ser conjunta, entre los ministerios, entre las administraciones territoriales, entre los partidos políticos, sin importar el color, con la sociedad civil y como no podría ser de otro modo, con la participación fundamental de los académicos".

El titular de Justicia ha agradecido a los expertos y al mundo académico el debate generado por la UCA y ha asegurado que tomará nota sobre las reflexiones realizadas en el seno de "ponencias con un alto nivel". Al hilo, se ha comprometido a hacer "desde el Ministerio de Justicia todo lo que esté en la mano para seguir garantizando una tutela judicial efectiva y la vigencia de los principios y valores de nuestro ordenamiento jurídico en un contexto de incertidumbre donde si algo tenemos claro es nuestra función como garantes".

Así, ha pedido a la misma Universidad en la que cursó sus estudios y donde también fue profesor, que sigan fomentando la labor de investigación y análisis, y en este sentido, ha valorado las jornadas como "un claro ejemplo de lo importante y necesaria que es la labor universitaria en la articulación del Derecho en general y de la Política Criminal en particular".

Bajo el título 'La Política Criminal ante una nueva legislatura', en su intervención de clausura de las jornadas, Campo ha apuntado a la alta coincidencia entre el programa desarrollado y los títulos de las ponencias y la propia acción de Gobierno del Ministerio. Así, se ha referido a "grandes prioridades que se están abordando de manera exhaustiva y con ánimo renovador" como la revisión del sistema de penas; la libertad sexual y la reforma de los delitos contra la libertad y la indemnidad sexual; el delito de maltrato animal; la reforma del delito de sedición; la ley de Enjuiciamiento Criminal; ley de Memoria Histórica o ley de muerte digna y eutanasia.

Todos ellos son temas que se encuentran presentes en la agenda del Ministerio de Justicia porque, según ha explicado el ministro, "se trata de cuestiones que refuerzan o amplían el ámbito de los derechos y garantizar la tutela de los derechos de todos es el principal objetivo de la Justicia que queremos".

"La Justicia, al igual que el resto de servicios públicos, tiene que ser útil a la sociedad. Y con estas reformas seremos mucho más útiles a la sociedad", ha aseverado Campo, que ha añadido que "somos útiles a quienes legítimamente reclaman el derecho a enterrar de manera digna a sus padres o abuelos asesinados durante la guerra civil; a quienes deben investigar o enjuiciar los delitos actuales a través de un proceso penal decimonónico cuya regulación incorpora preceptos de tres siglos diferentes"

"Somos útiles a las mujeres que ven restringida, en mayor o menor medida su libertad sexual a lo largo de su vida y somos útiles a las personas que quieren poner fin a su sufrimiento, para que un acto de amor, como es ayudar a dejar de sufrir a la persona que más quieres, no pueda ser declarado delito", ha explicado.

Campo ha subrayado el "intenso trabajo" desarrollado durante estos seis meses de Gobierno, más allá del Covid que no ha impedido el avance del proyecto Justicia2030. "Un programa de medidas ambicioso con un horizonte temporal de diez años para transformar el sistema de Justicia en un auténtico servicio público de calidad", ha precisado para, a continuación, recordar el marco de reformas de calado que integran ese proyecto.

"Estas reformas se inspiran igualmente en atender las demandas sociales como por ejemplo la ley de libertad sexual o la necesidad de adaptar el ordenamiento jurídico con la redacción de un nuevo texto íntegro de la LECRIM", ha recalcado, y en último lugar, ha apuntado a la tutela judicial efectiva y plenas garantías para los que son parte en el proceso penal, que entronca con la nueva Ley Orgánica del Derecho a la Defensa, "un instrumento ineludible para evitar la indefensión y garantizar la igualdad real durante el proceso".

Previamente a la clausura, el ministro ha firmado en el Libro de honor de la Universidad de Cádiz, en presencia del rector, Francisco Piniella, donde ha reivindicado la necesidad de invertir en la Universidad "porque todos hemos de ser conscientes de la importancia que tiene para nuestro país y para nuestra democracia la labor universitaria".