Actualizado 03/08/2021 12:44 CET

La Guardia Civil desarticula en Chiclana (Cádiz) uno de los clanes narcotraficantes más activos de Andalucía

Momento de la detención, por parte de la Guardia Civil en Chiclana, de uno de los clanes narcotraficantes más activos de Andalucía.
Momento de la detención, por parte de la Guardia Civil en Chiclana, de uno de los clanes narcotraficantes más activos de Andalucía. - GUARDIA CIVIL

CHICLANA DE LA FRONTERA (CÁDIZ), 3 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil, en el marco de la denominada Operación 'Romaluisa', ha desarticulado uno de los clanes más activos dedicados al narcotráfico del sur de España, de los que se dedican al tráfico de drogas por vía marítima. A los presuntos miembros del clan se les imputan supuestos delitos de tráfico de droga, pertenencia a organización criminal, tenencia ilícita de armas, robo de vehículo a motor y falsedad documental.

Según ha informado la Guardia Civil en una nota, la operación se inició en abril, cuando agentes de la Guardia Civil de Cádiz identificaron la actividad delictiva que realizaba un grupo de personas ligadas entre sí por lazos familiares, con numerosos antecedentes, así como otros participantes relacionados con clanes del hachís naturales de La Línea de la Concepción.

Los investigados, liderados por un histórico del narcotráfico, estarían detrás, según la Guardia Civil, de una infraestructura con una gran capacidad operativa que abarcaría todas las fases del narcotráfico por vía marítima.

Este clan, originario de la localidad de La Línea de la Concepción y según la información trasladada desde la Comandancia de Cádiz, estaba afincado en la localidad de Chiclana, desde donde llevaban más de una década aprovechando sus contactos con los proveedores marroquíes para asegurarse un flujo constante de hachís.

Fruto de la investigación realizada, en la madrugada del día 25 de abril, los investigadores frustraron un alijo organizado por esta organización en la localidad de Chiclana, obteniéndose por parte de la Guardia Civil una información de gran valor operativo para los investigadores.

Posteriormente, el pasado 5 de mayo y en el marco de un dispositivo especial, los agentes conocieron que la organización se preparaba para introducir droga por la costa de Cádiz. Tras detectar la embarcación cargada, la Guardia Civil procedió a su abordaje, llegando los ocupantes de la misma a arrojarse al agua para evitar ser detenidos en ese momento. En la misma, los agentes se incautaron, por la fuerza actuante, de 66 fardos con un peso aproximado de 2.000 kilos.

Continuando con la investigación de la organización criminal, a finales del mes de junio los investigadores detectaron nuevamente movimientos realizados por distintos integrantes del clan, presumiblemente para organizar un nuevo alijo que les permitiera recuperarse de la pérdida sufrida en mayo.

Por ello, la Guardia Civil estableció un dispositivo policial para detectar el punto concreto de alijo empleado por la organización. Así, en la noche del 24 al 25 de junio, los agentes interceptaron una nueva embarcación e intervinieron 140 kilos, aproximadamente, de hachís, distribuidos en cuatro fardos de arpillera, deteniendo además a seis presuntos miembros del clan que participaban directamente en la descarga de la droga.

En dicho dispositivo diferentes vehículos todoterreno implicados en el alijo se dieron a la fuga, iniciándose un seguimiento policial por la localidad de Chiclana que finalizó con el abandono de dos de ellos, que figuraban como sustraídos y a los que se le habían falsificado las placas de matrícula, ya sin carga.

De esta forma, los investigadores de la Guardia Civil continuaron con la investigación, que les permitió identificar a cada uno de los miembros del clan y asignar a cada componente el rol que desempeñaba, así como domicilios, vehículos que utilizaban y toda su estructura.

Finalmente, los agentes de la Guardia Civil de Cádiz iniciaron la fase de explotación de la operación policial, solicitando los correspondientes mandamientos de entrada y registro al titular del Juzgado Mixto nº 6 de los de Chiclana.

Así, el pasado día 20 de julio se estableció un complejo dispositivo policial en el que participaron agentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Cádiz, Órgano de Coordinación contra el Narcotráfico (OCON-SUR), Grupo de Acción Rápida (GAR), y Policías Locales de San Fernando y Chiclana.

Durante el desarrollo de dicho dispositivo se realizaron seis registros domiciliarios en Cádiz, Chiclana, Puerto Real, Conil de la Frontera, La Línea de la Concepción y San Fernando, y deteniéndose a 21 personas presuntamente integradas en la organización criminal investigada por supuestos delitos de narcotráfico, al tiempo que se incautaron de diversas cantidades de droga, dinero, motores de navegación, armas y un vehículo sustraído para las labores de carga.

Finalmente, con la explotación de la operación 'Romaluisa' los agentes han dado por desmantelada, de forma definitiva, esta organización delictiva, considerada como una de las organizaciones criminales dedicadas al narcotráfico más activas en el último período. Durante la investigación la Guardia Civil ha contado con el apoyo de las Policías Locales de San Fernando y Chiclana de la Frontera.