Actualizado 20/06/2013 19:35

Alcalde de Cartaya asegura que la situación de los temporeros en una finca por falta de pago es "puntual"

Juan Polo, En Rueda De Prensa.
EUROPA PRESS/AYTO CARTAYA

CARTAYA (HUELVA), 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Cartaya (Huelva), el independiente Juan Polo, se ha reunido este jueves con una representación de los trabajadores inmigrantes de distintas nacionalidades que se encuentran en una finca situada en el término municipal cartayero a la espera de solucionar el conflicto que les enfrenta con el empresario que les contrató y que, según denuncian, les adeuda varias nóminas.

En un comunicado, el primer edil ha defendido "la honestidad y honradez" de los empresarios agrícolas cartayeros, a los que, "sin duda, perjudica y mucho la imagen que del sector se está trasladando al exterior, precisamente cuando se trata de una situación puntual que afecta a un empresario concreto, cuya finca se ubica en el término municipal, pero que no tiene sede social en la localidad".

Polo se ha comprometido a "hacer todo lo posible para promover y buscar una solución a una situación del colectivo", teniendo en cuenta que se trata de "una problemática que trasciende lo meramente laboral y está adquiriendo tintes humanitarios".

A su vez, ha indicado que le consta que desde la Subdelegación del Gobierno en Huelva y la Guardia Civil "están haciendo todo lo posible para solucionarla".

Por su parte, el subdelegado del Gobierno en Huelva, Enrique Pérez Viguera, señaló este miércoles que, tras mantener un encuentro con el dueño de esta explotación agrícola de Cartaya, este está "dispuesto" a pagar, a aquellos temporeros que lo soliciten, el viaje de vuelta a Bulgaria, una cantidad que supone unos 15.000 euros.

En declaraciones a Europa Press, el subdelegado mostró su "preocupación" por la situación, ya que se trata de "trabajadores que vienen a ganar un salario y es complicado decirles que se vuelvan a su país sin cobrar y sin saber cuándo van a hacerlo", tratándose de una cantidad de 250.000 euros.

Por su parte, la Guardia Civil está investigando la situación de estos temporeros, después de que denunciaran los hechos ante la Benemérita de Cartaya.

Así, estas personas denunciaron "estar atrapados en una finca en el municipio por carecer de recursos económicos para hacer frente a los costes del viaje de regreso a su país de origen, ya que la empresa para la que han trabajado solo les ha pagado algunas mensualidades".