Publicado 26/08/2022 19:03

AUGC Huelva dice que patrullas de Lepe y El Rompido tiene que trabajar en Cartaya por "falta" de guardias civiles

CARTAYA (HUELVA), 26 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Delegación de Huelva de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha lamentado este viernes que "la falta de guardias civiles en el puesto de Cartaya (Huelva) "obliga a los agentes de El Rompido y de Lepe a abandonar temporalmente sus demarcaciones" para "prestar servicio las ocho horas".

Por ello, en una nota de prensa, han vuelto a exigir "refuerzos reales" y ha apuntado a que "los índices de delincuencia han aumentado en estas zonas, según el balance del Ministerio del Interior", toda vez que ha criticado que la falta de agentes en esta comandancia no es algo novedoso" ya que "año tras año se da la misma circunstancia sin que se dé una solución efectiva al problema".

De la misma manera, han explicado que "recientemente hubo un intento de comisionar a efectivos de Lepe dejándoles sin derecho a dietas", pero que "se consiguió paralizar", al tiempo que consideran que esto "muestra que la Guardia Civil es consciente de problema que prevalece y aun así no refuerza la plantilla, no cubre las vacantes existentes ni incrementa el catálogo, tal y como se ha exigido en reiteradas ocasiones".

A ello, han añadido "la posibilidad de que esta falta de personal sea una causa directa del incremento de la delincuencia en Cartaya y en Lepe". A este respecto, ha señalado que el índice publicado en el balance del Ministerio del Interior "establece genéricamente que hay un 20 por ciento más de criminalidad con respecto al primer semestre de 2021" y que el aumento en Cartaya es del 9,3 por ciento en comparación con el mismo periodo".

"Para Lepe la situación es todavía más grave, ya que el índice de delincuencia es un 43,8 por ciento mayor que el registrado durante el primer semestre del pasado año", han detallado antes de añadir que "la situación es crítica y empeora durante los meses de julio y agosto con las vacaciones".

En este punto, han señalado que "inevitablemente, los más de 50.000 ciudadanos de las poblaciones mencionadas --El Rompido y Lepe-- quedan abandonados en mayor medida debido a la necesidad que hay en Cartaya" y que los agentes de ambas demarcaciones "no pueden vigilar los núcleos urbanos, algo que ocurre también en La Antilla, Punta Umbría o en Nuevo Portil".

"Como ya denunciamos, no sirve de nada que el Ministerio del Interior publicite supuestos aumentos de plantilla en la zona costera de Huelva porque no es cierto. La Dirección General de la Guardia Civil no va a poner fin la sangría de efectivos que sufre Huelva y la única alternativa pasa por la reorganización territorial y funcional de las Unidades del Cuerpo", han reseñado.

Más información