Actualizado 24/09/2009 20:59 CET

La Mancomunidad de Aguas de la Costa denuncia al Ayuntamiento de Lepe por "intentar puentear a la justicia"

HUELVA, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Mancomunidad de Aguas Costa de Huelva y su empresa pública Giahsa han presentado ante el Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Huelva sendos recursos contra el Ayuntamiento de Lepe, ante el empeño de su alcalde en consumar la privatización del servicio de aguas e "intentar puentear a la justicia".

Según informó Giahsa en una nota, el presidente de la Mancomunidad, Miguel Novoa, aseguró que a pesar de que este procedimiento administrativo está paralizado por orden judicial, el gobierno del PP en el Ayuntamiento "ha querido abrir una burda vía de escape que en la práctica supone una burla a la autoridad judicial y una quiebra de las garantías que ofrece el estado de derecho".

De este modo, Novoa calificó de "gravísima" la actuación que está llevando a cabo el equipo de Gobierno del Ayuntamiento lepero, al pretender "saltarse a la torera" la decisión de los Tribunales de suspender el proceso de privatización del agua.

Así, el nuevo procedimiento, que se diferencia del anterior en matices pero que persigue el mismo fin, está "plagado de defectos de forma y de fondo", según los informes técnicos y jurídicos elaborados por la Mancomunidad de Aguas, al tiempo que abunda en "enormes" perjuicios tanto para los otros municipios como para los ciudadanos de Lepe.

Por ello, Novoa señaló que el alcalde de Lepe, Manuel Andrés González (PP) "está intentando puentear la acción judicial", quien señaló que tanto el Consejo de Administración de la empresa pública como el Pleno de la Mancomunidad "han rechazado de plano" las pretensiones del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Lepe, que pretender imponer su decisión de forma "unilateral" al resto de los ayuntamientos.

En este sentido, el presidente de Giahsa destacó que "las peores consecuencias son las que recaerían en los propios ciudadanos de Lepe". Así, a los 20 millones de euros en los que en su día se calculó el coste de salirse de la Mancomunidad y de Giahsa, se sumarían ahora otros nueve millones, "necesarios para poder crear las infraestructuras necesarias para que Lepe se haga cargo individualmente de su gestión".

Además, a ello se une que el cálculo de ingresos contiene "datos erróneos intencionados o no", que producirán un déficit notable, que, según reconoce el interventor municipal en su informe, tendrá que ser cubierto económicamente por el propio Ayuntamiento.

"En esta privatización chapucera, van con muchas prisas, y eso les lleva a cometer graves errores administrativos y procedimentales", indicó el presidente de Giahsa, que reclamó a González que se aborden con responsabilidad las cuestiones que están sobre la mesa, "como el número de trabajadores que asumiría Lepe, la liquidación de las deudas contraídas, el perjuicio que se ocasione al resto de los ayuntamientos y la garantía de un servicio de calidad para los ciudadanos".