Actualizado 07/12/2014 13:31 CET

El perfil de la empresaria cambia y se centra en una universitaria, joven y que busca una salida laboral

Calle Comercial De Huelva.
EUROPA PRESS

HUELVA, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

El perfil de la mujer empresaria en Huelva ha cambiado en los últimos años y si antes se caracterizaba por ser una mujer de mediana edad, con estudios medios y que se adentraba, en su mayoría, en esta labor por herencia familiar, ahora las féminas emprendedoras, principalmente, son más jóvenes, tienen un título universitario e inician su actividad para buscar una salida laboral ante el actual escenario económico.

Así lo ha puesto de manifiesto en declaraciones a Europa Press la presidenta de la Asociación de Mujeres Empresarias de Huelva, Soledad Mora, quien ha subrayado que los sectores a los que se dedican las mujeres empresarias, no obstante, no han cambiado tanto con el paso del tiempo.

El comercio y el sector servicios siguen copando el ranking en las empresas dirigidas por mujeres, pero Mora ha subrayado que también hay casos de mujeres al frente de empresas agrícolas o bodegueras, industriales y hasta de construcción. "Poco a poco la mujer va ocupando otros espacios, pero el sector servicios suele ser el más común; la mujer se atreve a emprender pero la crisis ha frenado mucho esta tendencia", ha explicado.

Tras remarcar que las empresas llevadas por mujeres han tenido en los primeros años de la crisis una persistencia un diez por ciento superior a las dirigidas por hombres, ha precisado que esto se debe a que mientras éstas abogan por micropymes, ellos tienen empresas con un mayor volumen y más difíciles de mantener.

"Se resiste porque te quedas no te queda otra, te quedas sin trabajo", ha añadido la representante empresarial, quien ha destacado que con el paso de estos años de complicado escenario económico ya la subsistencia es "igual de difícil" para las empresas gestionadas por ambos sexos, sin distinciones.

Del mismo modo, Mora ha comentado que el acceso al crédito es una dificultad para los emprendedores de los dos géneros debido a que las garantías bancarias que les solicitan son "enormes" y "no vale con el pasivo de la empresa, debes responder con tu patrimonio personal". Por ello, ha descartado que las mujeres se enfrenten a una problemática particular en el desarrollo de su negocio por una cuestión de género.

Asimismo, ha lamentado que el sector empresarial "no ve ese resurgimiento económico que dicen" por ahora, a la par que se ha mostrado convencida de que muchas mujeres optan por montar un negocio tras verse excluídas del mercado laboral ya que "la mujer que ha probado lo que es trabajar fuera del hogar en muchos casos no se conforma con esperar" un nuevo empleo sino que "emprende para salir adelante".

En consecuencia, ha sostenido que "poco a poco la mujer va teniendo más visibilidad" en los consejos ejecutivos de las organizaciones empresariales, pero su cuota sigue siendo inferior "porque salimos más tarde al mundo laboral". Así, pese a que esa tendencia está cambiando, Mora ha recordado que sigue siendo la mujer la que lleva el peso, principalmente, de las labores familiares y domésticas, por lo que "hasta que no cambien los roles sociales no se hará la mujer más visible en el mundo de la empresa".

Finalmente, Mora ha recordado que, tras las elecciones en la Federación Onubense de Empresarios (FOE) y en la Federación Andaluza de Mujeres Empresarias (FAME), las habrá en la organización a nivel provincial y ha apuntado que habrá un relevo al frente de la misma al dejar la presidencia tras ocho años en el cargo. La asociación cuenta en Huelva con 150 socias y beneficia a unas 400 emprendedoras de la provincia gracias a sus distintas actuaciones y programas.