Publicado 22/06/2021 15:57CET

El PSOE de Huelva pide "evitar" que desde las instituciones "se promuevan discursos y acciones discriminatorias"

La coordinadora de la Comisión Gestora del PSOE de Huelva y diputada nacional, María Luisa Faneca, junto a la secretaria general de Juventudes Socialistas en Huelva, Teresa Cabrera.
La coordinadora de la Comisión Gestora del PSOE de Huelva y diputada nacional, María Luisa Faneca, junto a la secretaria general de Juventudes Socialistas en Huelva, Teresa Cabrera. - PSOE HUELVA

HUELVA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

La coordinadora de la Comisión Gestora del PSOE de Huelva y diputada nacional, María Luisa Faneca, ha mantenido un encuentro con la secretaria general de Juventudes Socialistas en Huelva, Teresa Cabrera, para organizar los actos del día 28, Día Nacional del Orgullo LGTBI, declarado así por el Consejo de Ministros regido por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en 2018 y en la que harán un llamamiento a las fuerzas políticas y sociales "a evitar que desde las instituciones se promuevan discursos y acciones discriminatorias".

Para María Luisa Faneca, la "oportunidad" de este día tiene que servir "para poner freno a la adopción de medidas regresivas en contra de la diversidad y los derechos de las personas LGTBI, que no son el reflejo del sentir de la mayoría social, por lo que hemos de preocuparnos, y mucho, por poner fin a la represión social y política de las personas que integran el colectivo LGTBI", según ha indicado la formación en una nota de prensa.

Faneca ha destacado que una democracia "nunca será plena sin que haya personas que no puedan ver reconocidos todos sus derechos". En este sentido, la socialista ha resaltado que las políticas que ha llevado a efecto el PSOE en los distintos gobiernos que ha protagonizado "han ido aprobando leyes para avanzar en ese sentido y lograr la igualdad real y absoluta de las personas, para que no sientan ninguna discriminación por su condición sexual".

De este modo, ha recordado, con el primer Gobierno de Zapatero, la Ley 13/2005 del 1 de julio de 2005, que reformó el Código Civil en lo relativo al derecho a contraer matrimonio y "que convirtió en derechos e igualdad real una de las grandes reivindicaciones del activismo LGTBI".

"Esta ley reconoció de forma efectiva la dignidad de las personas que integran este colectivo. También fue este Gobierno socialista quien impulsó la aprobación de la Ley 3/2007, de 15 de marzo, reguladora de la rectificación registral de la mención relativa al sexo de las personas, que supuso un avance internacional sin precedentes para los derechos de las personas transexuales", ha subrayado.

Por su parte, Teresa Cabrera ha señalado que "una sociedad como la nuestra debe marcarse la meta de conseguir que el colectivo LGTBI sea visible hasta la indiferencia. Debemos luchar para su acceso al mercado laboral, para que vivan su amor sin barreras, para que su identidad sea libre. No debe existir en ningún ámbito de la vida de una persona una reacción homófoba".

Asimismo, ha lamentado que haya países "que sigan criminalizando la homosexualidad con condenas de cárcel o de tortura, llevando a causar el exilio, incluso, fruto de la LGTBiFobia".

"Esta triste realidad se basa en un sentimiento interiorizado en muchas personas y nuestra obligación es identificarla. Debemos romper el patrón cultural y educativo que la sostiene, y debemos generar una proyección social de libertad, respeto y tolerancia", ha añadido.

La secretaria general de los jóvenes socialistas onubenses ha manifestado que, "pese a los avances, la realidad nos demuestra, desgraciadamente, que estos colectivos sufren rechazo social y discriminación, como indica el último informe realizado por la Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea".

Según ese documento, en España el 48 por ciento de las personas LGTBI evitan coger de la mano a su pareja del mismo sexo por miedo a sufrir agresiones. En el transporte y en los espacios públicos es en los lugares donde más se evita mostrar la orientación sexual para no sufrir amenazas o insultos.

Igualmente, hasta del 90 por ciento de las personas encuestadas dicen haber sufrido o presenciado comentarios o comportamientos homófobos. Por ello, este organismo insta a la Unión Europea a que adopte "medidas concretas legislativas y no legislativas" para combatir el "acoso y el miedo que sufre el colectivo".

Ambas han coincidido en afirmar que es "muy necesario" agilizar el proceso de aprobación de la Ley Integral de Igualdad de Trato y la no Discriminación, actualmente en tramitación parlamentaria.

Además, el proyecto de Ley de Memoria Democrática reconoce también la persecución de las personas LGTBI durante la dictadura franquista y la necesidad de un acto de reconocimiento y reparación hacia quienes sufrieron la persecución y el encarcelamiento.

"En estas demandas se va a encontrar siempre el apoyo y la complicidad de los y las socialistas para alcanzar la igualdad real y efectiva. España es, y debe ser una vez más, referencia y primera línea de los avances en derechos para las personas LGTBI", ha comentado la diputada.

Tanto María Luisa Faneca como Teresa Cabrera han tenido "un cariñoso recuerdo cariñoso" del socialista Pedro Zerolo, "con quien tenemos una deuda histórica como socialistas y del que somos afortunados depositarios de su legado político. Este legado en favor de la libertad, la igualdad y la diversidad debe ser siempre una referencia para todas las personas socialistas y para toda la sociedad española".

"Por eso, reivindicamos que su figura constituye hoy en día una referencia imprescindible y un ejemplo de respeto a las diferencias, capacidad para el diálogo y excepcional compromiso ético. Su ejemplaridad como político y activista social de concordia para avanzar en derechos debe ser en estos momentos una guía, no sólo para la izquierda y el PSOE, sino para el conjunto de la sociedad", han dicho.