30 de marzo de 2020
 
Publicado 20/02/2020 20:31:44CET

La superficie de fresa en Huelva crecerá un 2% esta campaña, con 6.095 hectáreas cultivadas

Cultivo de fresas en Huelva bajo invernadero.
Cultivo de fresas en Huelva bajo invernadero. - JUNTA

HUELVA, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los responsables de Freshuelva-Fepex han informado este jueves de que la superficie de fresa en Huelva pasará de las 6.095 hectáreas de la pasada campaña, a las 6.217 de la actual, lo que supone un dos por ciento más.

Así lo han señalado este jueves tras la reunión llevada a cabo el miércoles en Argen (Francia) por grupo de contacto de fresa de Francia, Italia, España y Portugal, constituido por representantes de las asociaciones de productores y exportadores de estos países, entre ellos Freshuelva-Fepex y responsables de sus respectivas administraciones, según ha informado Freshuelva en una nota de prensa.

En esta reunión analizaron las previsiones de campaña, estimando que la superficie de cultivo se mantendrá "estable, con ligeras oscilaciones", que supondrán un incremento del dos por ciento en el caso de España, un descenso del cuatro por ciento en Italia y la misma superficie de cultivo en Francia que en 2019.

Por su parte, los representantes de Italia expusieron que la superficie de cultivo en 2020 se situará en 3.646 hectáreas, un cuatro por ciento menos que en la pasada campaña, mientras que en Francia se mantendrá la misma superficie que en 2019, con 3.300 hectáreas.

Sin embargo, han señalado que los rendimientos "pueden variar sensiblemente" entre los tres grandes países de la Unión Europea, en función del modelo de explotación.

En este sentido, han indicado que, por ejemplo, en Francia, de las 3.300 hectáreas de fresa, un total de 1.900 hectáreas corresponden a explotaciones de invernadero, de las cuales el 60 por ciento está calefactada, permitiendo que la producción de fresa se amplíe y haya oferta francesa en el mercado prácticamente durante todo el año.

Durante la reunión, las tres delegaciones coincidieron en "el interés" de "profundizar" en los trabajos conjuntos en el ámbito fitosanitario, especialmente en adoptar una posición común para garantizar la disponibilidad necesaria de productos fitosanitarios para luchar contra las plagas, actualizando el análisis comparativo de disponibilidades en los tres países, incorporando Portugal, que no pudo asistir.

En este sentido, se acordó instar a las administraciones a "garantizar" las necesidades de uso "críticas de productos fitosanitarios para la sostenibilidad económica y social del cultivo".

Asimismo, se planteó también "la necesidad" de "exigir" los mismos estándares fitosanitarios que existen para los productos comunitarios a la producción de países exportadores a la UE, así como "exigir" una aplicación "rigurosa" de las normas de etiquetado, especialmente en lo referente al origen del producto.

En el curso de la reunión y de la posterior visita a las explotaciones, desde Freshuelva han indicado que "se evidenció" la importancia de las funciones desarrolladas por la Asociación de Organizaciones de Productores de Fresa de Francia, (AOP Fraise de France), en tres ámbitos.

El primero, en la gestión de crisis coyunturales de mercado, habiendo adoptando la pasada campaña medidas de retirada coordinadas destinadas principalmente a la industria; la innovación y el asesoramiento técnico en las explotaciones y el conocimiento del mercado y la promoción, participando, esta AOP, en dos programas cofinanciados por la UE, uno de ellos dirigidos a niños y otro a adultos, este último en cooperación con FruitVegetables Europe, Eucofel, asociación de la que también es miembro Fepex.

Desde el punto de vista de la demanda, han explicado que se observó que, en general, se ha producido una mejora de las variedades cultivadas en los últimos años, contando España ya con variedades propias del sector, con una amplia implantación, lo que se ha traducido en una mejora de la percepción de los consumidores.

Por último, se puso también de manifiesto la preocupación "creciente" en los tres países para "garantizar las necesidades laborales" que requiere este cultivo, "muy intensivo en mano de obra".

Junto con los representantes de los sectores de España, Francia e Italia, en la reunión también intervinieron como representantes de la administración francesa y española, el consejero de Agricultura de la Embajada de Francia en España, Jérôme Frouté y la consejera del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en parís, María José Hernández Mendoza.