Actualizado 20/05/2022 15:06

Detenido un empleado de un hospital en Marbella (Málaga) por una docena de robos a pacientes y compañeros

La
La - POLICÍA NACIONAL

Destaca la denuncia de la viuda de un enfermo al no encontrar la pulsera de oro que llevaba su marido en el centro médico

MÁLAGA, 20 May. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional detuvo el pasado martes en Marbella (Málaga) a un empleado de un hospital de la localidad por su presunta responsabilidad en una docena de hurtos a pacientes y compañeros de trabajo.

Dinero en efectivo, joyas e incluso ropa de marca figuran entre los efectos denunciados como sustraídos. La mayoría de las acciones delictivas tenían lugar en áreas de acceso restringido como quirófano, sala de observación, vestuarios de trabajadores y habitaciones de enfermos hospitalizados.

La investigación, llevada a cabo por agentes adscritos al Grupo de Hurtos de la Comisaría de Marbella, se inició en el mes de junio de 2021 a partir del testimonio del familiar de un paciente ingresado, quien denunció el hurto de una cartera con 700 euros tras ausentarse un momento de la habitación.

Desde el hecho inicial y hasta fechas recientes, los investigadores siguieron recibiendo denuncias de sustracciones en el hospital, hasta un total de 12, si bien la cifra de casos podría ser aún mayor.

Entre otras, llamó la atención la denuncia de la viuda de un enfermo fallecido en el hospital, desconociendo la mujer qué pudo ocurrir con una pulsera de oro con la que su marido llegó al centro médico. Otros casos hacían referencia a sustracciones de dinero, carteras o ropa en los vestuarios de trabajadores --incluido el de mujeres--.

La mayoría de las víctimas eran pacientes del hospital, a los cuales, una vez ingresados, se les liberaba por protocolo de joyas, dinero en metálico y otros efectos de valor, quedando depositadas sus pertenencias en unas bolsas de plástico que acompañaban al enfermo en todo momento. En este sentido, según las pesquisas policiales, el sospechoso aprovechaba los traslados de los pacientes a distintas dependencias para sustraerles sus efectos.

VENTAS EN TIENDAS DE COMPRAVENTA DE ORO

Los investigadores han podido constatar, además, que los hurtos coincidían con los turnos en los que el sospechoso trabajaba en el hospital. Asimismo, se ha confirmado una serie de ventas sospechosas en establecimientos de compraventa de oro, en Málaga, donde el trabajador se habría desprendido, en siete ocasiones, de joyas con inscripciones varias, figurando en algunas de ellas nombres de extranjeros que pudieran haber sido víctimas de los hurtos, sin que llegaran a interponer denuncia al menos hasta el momento.

Finalmente, los agentes detuvieron a un trabajador del hospital, de 38 años, por su presunta implicación en los hechos. El sospechoso llevaba vinculado al centro en cuestión desde hacía un año aproximadamente. Se continúa con la investigación para el total esclarecimiento de los hechos, no descartándose otros hechos delictivos en otras localidades, al confirmar los agentes que el arrestado había trabajado en otros hospitales de la provincia.

Más información