Publicado 04/08/2020 12:49CET

PSOE de Málaga ve "histórico" el acuerdo de Gobierno y FEMP para que los ayuntamientos usen sus remanentes de tesorería

Antonia García, José Luis Ruiz Espejo y Antonio Moreno Ferrer en rueda de prensa
Antonia García, José Luis Ruiz Espejo y Antonio Moreno Ferrer en rueda de prensa - PSOE DE MÁLAGA

MÁLAGA, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSOE de Málaga, José Luis Ruiz Espejo, ha calificado de "histórico en el ámbito municipal" el acuerdo alcanzado por el Ministerio de Hacienda y la Federación de Municipios y Provincias (FEMP) que permitirá a los ayuntamientos "hacer uso de los remanentes de tesorería que han acumulado a lo largo de estos años".

En su intervención, el responsable socialista ha destacado que "la medida, al que pueden acogerse los municipios de manera voluntaria, es muy positiva ya que asume las demandas que llevan reivindicando desde hace años las entidades locales".

Asimismo ha explicado en rueda de prensa que "lo acordado contempla la única alternativa técnica, jurídica y económica que se ha encontrado para no incurrir en el incumplimiento de la Ley de Estabilidad Presupuestaria recogida en la propia Constitución Española de las reglas de gasto".

Ruiz Espejo ha indicado que "quienes se están oponiendo al acuerdo ni siquiera han puesto sobre la mesa ninguna otra opción para poder utilizar este remanente de tesorería sin incumplir esta Ley de Estabilidad".

"Han sido varias semanas de negociaciones que han culminado en este acuerdo. Es además una muestra más de la voluntad del gobierno de Pedro Sánchez de aportar recursos a disposición de todas las administraciones. Lo ha hecho con las comunidades autónomas, que tienen las competencias en materia sanitaria, dotándolas de 16.000 millones para afrontar los gastos derivados de la pandemia, y ahora lo vuelve a hacer con los ayuntamientos a los que destina un fondo de 5.000 millones de euros", ha sostenido.

Estos fondos, ha añadido el líder socialista, "deberán ir al cuidado de proximidad, agenda urbana española, movilidad sostenible y cultura". "El uso libre de los remanentes de tesorería propiciará que los ayuntamientos puedan incurrir en déficit incumpliendo la Ley de Estabilidad Presupuestaria y para ello se articula este mecanismo que permite el incremento de su gasto", ha apostillado.

"Será el Estado el que se encargue de efectuar el ingreso a las entidades locales participantes por un importe mínimo equivalente al 35 por ciento de los fondos aportados, elevándose hasta alcanzar los 5.000 millones de euros, 2.000 millones este ejercicio y 3.000 millones el siguiente, y el importe íntegro de esas aportaciones de los municipios de sus remanentes se volverá en el plazo de diez años a partir de 2022. Los ayuntamientos salen beneficiados al recibir la devolución íntegra de este remanente y que podrá utilizarse como ingreso no financiero", ha detallado en su intervención.

El acuerdo, que salió adelante por el voto de calidad del presidente de la FEMP, el socialista Abel Caballero, contempla, según Ruiz Espejo, otras medidas como un fondo extraordinario de 275 millones, ampliable a 400 millones, "para compensar las pérdidas del transporte urbano, la suspensión de la regla de gasto para 2020, se permite prorrogar la ejecución de Inversiones Financieramente Sostenibles iniciadas en 2019 y financiadas con superávit de 2018, se autoriza el uso del remanente de 2019 para financiar gastos del 2020 y establece unos mecanismos de apoyo a los municipios con problemas de liquidez".

Además, ha agregado, "habilita a las diputaciones provinciales a dotar de subvenciones no reembolsables o préstamos a estos consistorios, y al propio Estado que estudiará los préstamos que tienen los municipios del Fondo de Financiación de Entidades Locales".

Se trata, a su juicio, "de un acuerdo muy beneficioso para los municipios, fruto de la negociación y que supone reforzar la autonomía de los consistorios y una devolución de las competencias que les había retirado el anterior gobierno del PP con Rajoy al frente".

Por su parte el coordinador del Consejo Territorial del PSOE de Málaga y alcalde de Vélez-Málaga, Antonio Moreno Ferrer, ha mostrado su satisfacción por el acuerdo alcanzado por Hacienda y la FEMP "porque representa el comienzo en la recuperación de la autonomía local que el PP quitó a los ayuntamientos a través de dos leyes: la Ley de Sostenibilidad y la Ley de Racionalización".

"Quienes vivimos con estas dos leyes somos conocedores de las dificultades que tenemos para dar servicio a la ciudadanía. Es un acuerdo que se ha alcanzado por la FEMP, donde están representados los ayuntamientos de todos los signos políticos, y el gobierno de España que ha dado inicio en la recuperación de lo que veníamos demandando, la flexibilización de las leyes para utilizar nuestros recursos", ha recalcado.

Para Moreno Ferrer, se trata de un paso más "que debe concluir en la derogación de la Ley Montoro. Este gobierno ha sido valiente al hablar sobre la financiación local y este acuerdo va en ese sentido. Por ello no entendemos las críticas del PP a la medida, le pedimos que reflexione porque creemos que es beneficioso para los consistorios y para el conjunto de la ciudadanía", resalta.

Por su parte, la vicesecretaria general y secretaria de Política Municipal, Antonia García, ha calificado de "beneficioso este acuerdo porque refuerza la autonomía local, dando capacidad a las administraciones locales para invertir recursos y solucionar los problemas de sus vecinos y vecinas".

"Ahora es más necesario que nunca que las entidades locales dispongan de estos recursos para iniciar la reconstrucción social y económica de los municipios", ha subrayado, al tiempo que ha lamentado que el PP pretenda "dar lecciones de municipalismo cuando fue el partido que aprobó las leyes que confiscaron las arcas municipales, echando la soga al cuello de los ayuntamientos que no podían abordar las necesidades de sus municipios, propiciando el recorte de los servicios básicos, desarticulando el estado de bienestar y favoreciendo la despoblación que padecen los pequeños y medianos municipios en nuestro país".

La propuesta del Ministerio de Hacienda salió adelante este lunes en la FEMP con 12 votos a favor (PSOE), 12 en contra (PP, Junts per Catalunya y Ciudadanos) y una abstención (Grupo Municipalista Izquierda Unida-Podemos-Comuns). De este modo, el voto de calidad del presidente socialista de la federación fue determinante para aceptar la iniciativa.