Publicado 13/04/2020 14:23CET

Los 'rent a car' alertan de la "mayor crisis de su historia" por el COVID-19 y piden sensibilidad a los gobiernos

Dos turistas esperan a ser atendidas en el puesto de alquiler de coches
Dos turistas esperan a ser atendidas en el puesto de alquiler de coches - Eduardo Parra - Europa Press - Archivo

El sector agrupa a 87 empresas en Andalucía, de las que el 90% se concentran en Málaga

MÁLAGA, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

La situación provocada por el estado de alarma derivado de la pandemia del coronavirus COVID-19 está afectando, también, al sector de los 'rent a car', empresas en su mayoría pequeñas y medianas, que se están enfrentando "a una crisis sin precedentes en su historia". Por ello, reclaman tanto al Gobierno central como al autonómico, provincial y local "sensibilidad".

Así lo ha indicado Félix Pinar, presidente de la Asociación de Empresarios de Coches de Alquiler de Andalucía (AECA), con sede en Málaga, quien ha recordado que este sector está "intrínsecamente ligado a la actividad turística, con una dependencia casi total", de ahí los problemas, al estar el turismo totalmente paralizado.

La previsión de pérdidas durante este periodo inicial superará el 98 por ciento del negocio en zonas turísticas, limitada la actividad al alquiler de vehículos industriales y de transporte de mercancías y al alquiler en los supuestos excepcionales en que se autorizó el desplazamiento de particulares contemplado en el Real Decreto que impuso el estado de alarma en todo el país.

AECA, según ha precisado Pinar a Europa Press, cuenta con 87 asociados en Andalucía, de los que el 90 por ciento se concentra en Málaga, por la actividad del aeropuerto internacional de Málaga-Costa del Sol. Aproximadamente, en torno al 95 por ciento de las alquiladoras son pymes de menos de diez trabajadores.

La mayoría son empresas locales, aunque también compiten en el sector otras empresas de superior dimensión, ha puntualizado. "No es una situación fácil para nadie pero la gestión en cuanto a recursos --por parte del Gobierno central-- está siendo, bajo nuestro punto de vista, nefasta y caótica. No están llegando y estamos esperando la segunda partida de ICO".

Pinar ha incidido en que en estos momentos necesitan que se les aplace el pago de impuestos y bancos y financieras les den moratorias de al menos tres meses. "En AECA somos todo pymes, el error es que el Gobierno piensa que somos grandes empresas del IBEX, que también lo estarán pasando mal; pero en nuestra asociación el 95 por ciento somos pymes, con flotas de entre 50 y 80 coches y de las que estaban viviendo muchas familias".

En este sentido, ha manifestado que la posibilidad de continuar trabajando, en la generalidad de las empresas andaluzas dedicadas al alquiler de vehículos sin conductor, "no deja de ser una quimera y una situación absolutamente inviable por antieconómica". Esto, ha agregado, "explica y justifica la generalidad de demandas de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) amparadas en el supuesto de fuerza mayor".

Todas estas empresas de 'rent a car' tienen, por tanto, ERTE aplicados: "Dependemos del turismo y aquí el turismo no va a venir. Hemos presentado esos ERTE pero tenemos obligaciones y no nos pueden obligar a cumplir algo cuando no va a haber actividad".

Así, se ha preguntado si después del ERTE la actividad en su sector no se retoma con normalidad "y tenemos que mantener el empleo seis meses cómo lo vamos a hacer". "Si tengo un 90 por ciento menos de facturación, no me puedo quedar con la misma plantilla y eso nos aboca a un ERE o a un concurso de acreedores y ninguno queremos esas medidas. Podemos llegar a un acuerdo y quedarnos con el 50 por ciento de las plantillas para ir sobreviviendo y según vayan cogiendo ritmo ir contratando", ha planteado.

El presidente de los empresarios de 'rent a car' de Andalucía ha recalcado que el "Gobierno tiene que cuidar al tejido empresarial para que cuando todo esto pase se relance todo; si lo quemas desaparecen las empresas".

COMPRAS PARA AMPLIAR LAS FLOTAS

En este punto, ha señalado a otro problema sobrevenido. En enero y febrero el sector iba "fenomenalmente bien, por el buen tiempo, la ocupación de los campos de golf, pero de pronto te encuentras con el coronavirus y en una semana te han noqueado y te ves que tienes que cerrar".

Muchas de estas pymes tenían ya preparada la Semana Santa cuando se decretó el estado de alarma el 14 de marzo, con compras de vehículos para atender la demanda en sus flotas, tanto en ese periodo como en el verano. "Qué hacemos con ese volumen de coches porque no se puede decir que hayamos sido irresponsables; el sector iba bien, la Semana Santa estaba a escasos 15 días... y también ya para el verano", ha relatado.

Esas compras de nuevos vehículos han endeudado al sector y ahora, sin actividad, se ha preguntado qué va a ocurrir. El presidente de estos empresarios ha agregado que son conscientes de que, una vez se supere la pandemia, se tendrá que hacer frente a las secuelas: "El sufrimiento en lo personal y en lo económico será generalizado, pero desde nuestra parcela de actividad queremos igualmente hacerlo visible y demandar sensibilidad al Gobierno y a los poderes públicos para con nuestro denostado sector".

La Asociación Empresarial de Coches de Alquiler de Andalucía (AECA) agrupa a un centenar de asociados procedentes de toda la comunidad autónoma andaluza, con una flota aproximada de unos 50.000 vehículos. Este colectivo se fundó hace 55 años, y pertenece a la Federación Nacional de Vehículos de Alquiler (Feneval).

Para leer más