Actualizado 17/12/2013 21:11 CET

La Junta espera una "gran cosecha" de aceite, que el Gobierno estima "normal" con unos 1,2 millones de toneladas

Víboras atiende a los medios, ante Cabana, Rodríguez y Reyes.
EUROPA PRESS

JAÉN, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, Elena Víboras, ha considerado que "va a haber gran cosecha" en el olivar, aunque ha preferido no profundizar en las cifras a la espera de conocer el aforo. Sí ha apuntado datos el director general de Producciones y Mercados Agrarios del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Carlos Cabanas, quien ha estimado que habrá en torno a 1,2 millones de toneladas de aceite de oliva en una campaña que ha calificado de "normal".

Así lo han indicado este miércoles antes de participar en la jornada 'Nuevo modelo de ayudas de la PAC', organizada por UPA-Andalucía en Jaén en lo que ha supuesto el primer acto oficial de Víboras como miembro del Ejecutivo autonómico en la provincia de la que es originaria.

Preguntada por las previsiones para la campaña oleícola, ha explicado que los técnicos están elaborando el aforo, que se suele hacer público a mediados o finales de octubre, y "todavía no se puede avanzar más". No obstante, ha añadido que "va a haber una gran cosecha", punto en el que ha dicho esperar "que se equilibre con el año anterior", ya que ha sido un "mal año para los agricultores". "Espero que este año haya una buena cosecha y entre todos hagamos que el precio sea aceptable para que sea rentable el cultivo y el trabajo", ha manifestado.

También se ha pronunciado sobre la producción de aceite de oliva en España el director de Producciones y Mercados Agrarios del Ministerio, para el que "va a ser una campaña normal" con en torno a 1,2 millones de toneladas de aceite.

Ambos, igualmente, han profundizado en el tema que ha centrado el encuentro. La titular de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha considerado que "ahora mismo no es el momento" de plantear como secundarias las subvenciones, después de que Miguel Arias Cañete señalara que se trabaja para lograr un sector agrícola "muy competitivo, que gane dinero en los mercados y para el que las ayudas sean secundarias", ya que "Andalucía y Jaén no se sostendrían" y, especialmente, cultivos como el olivar tradicional o en pendiente.

Sobre este mismo asunto, Cabanas ha indicado que "no es así" la posición del Gobierno y, "de hecho, lo que se ha pretendido es precisamente el mantenimiento de las ayudas" en función "de lo que históricamente ha estado cobrando cada sector". Para ello, según ha añadido, se trabaja en establecer comarcas que permitan un nivel de apoyo similar en cada territorio y diferenciando por cada tipo de cultivo, de modo que "el trasvase sea mínimo".

Al hilo, Víboras ha reiterado que el objetivo primordial es que Andalucía, que venía recibiendo unos 2.000 millones de euros, de los que 400 millones corresponden a Jaén, "no pierda ni un céntimo" en el marco de los "flecos" que habrá que cerrar hasta final de año a pesar del acuerdo alcanzado el pasado 25 de julio entre la Administración central y las comunidades autónomas.

Por ello y tras destacar que sus antecesores "lo han hecho muy bien", recoge el testigo con "ilusión y fuerza" y ya ha tenido un primer contacto con Arias Cañete, en el que se analizaron, entre otras cosas, "pequeñas diferencias" de pareceres. "Pero estoy convencida de que el Ministerio va a ser lo suficientemente sensible para darse cuenta de que el sector del olivar, tan importante desde todas los puntos de vista, no puede quedar al margen", ha declarado.

TECHO A LAS AYUDAS DIRECTAS

Entre esas diferencias, ha aludido al 'capping' o límite máximo a las ayudas directas a agricultores, de modo que los fondos restantes se destinen a desarrollo rural. La propuesta andaluza pasa por la reducción del 50 por ciento de aquellos agricultores que reciben más de 150.000 euros y del cien por cien en los que recibían más de 300.000 euros al entender que "ya tienen ingresos suficientes de la explotación agraria".

Cabanas, de su lado, ha recordado que en el encuentro sectorial se cerró "que por encima de 300.000 euros ya no se cobraba", algo que la propia consejera ha reconocido como un "avance importante". Con respecto al límite con 150.000 euros, se ha mostrado "abiertos", ya que "está la diferenciación del porcentaje", aspecto sobre el que hay "discusiones" incluso en el Parlamento, la Comisión y el Consejo. Igualmente, ha considerado "razonable" que los fondos que no se destinen a estas ayudas directas pasen al segundo pilar de la PAC que supone el desarrollo rural.

MERCADO

El secretario general de UPA-A, por su parte, ha llamado la atención sobre la relevancia de una reforma de la PAC que moviliza más de 2.000 millones de euros en Andalucía con un "efecto multiplicador" hasta más 10.000 millones de producción final agraria. Por ello, ha sido "punta de lanza" para "ir a un modelo de ayuda que apueste por una agricultura competitiva" en el que no se pierdan fondos.

"La comarca agraria puede ser la piedra angular para garantizar el presupuesto territorialmente", ha subrayado Rodríguez, quien ha defendido que el cálculo "se haga sobre el cien por cien del pago individual para no perder recursos".

En cualquier caso y tras señalar que existen elementos como para poder intuir que el nuevo modelo de ayudas "pueda salir razonablemente bien", ha hecho hincapié en que no es posible olvidar el mercado, ya que los agricultores viven "sobre todo de la renta" que, por ejemplo, supone el 70 por ciento de sus ingresos en el olivar. Por ello, ha considerado fundamental la Ley de la Cadena Alimentaria sobre la que van a seguir trabajando.