Actualizado 05/09/2017 19:36 CET

Junta pide a Cs que flexibilice su línea roja del millón de euros para Sucesiones aunque agotarán el diálogo

Consejera de Hacienda, María Jesús Montero, y el líder de Ciudadanos, Juan Marín
EUROPA PRESS

SEVILLA, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, se ha mostrado "convencida" de que habrá acuerdo para los presupuestos de la Junta para 2018, aunque ha reconocido que las posiciones están "distantes", tras lo que ha pedido a Ciudadanos que flexibilice su línea roja del millón de euros para la exención del Impuesto de Sucesiones, dejando claro que las partes estudiarán todas las propuestas y agotarán "todas las vías de diálogo".

La consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, se ha reunido esta tarde en el Parlamento andaluz con el portavoz de Ciudadanos, Juan Marín, para abordar la reforma del impuesto de Sucesiones y avanzar en un acuerdo que permita aprobar el presupuesto de la Comunidad para 2018.

Con esta reunión las negociaciones de las cuentas públicas entran en su fase final y deberán estar aprobadas por el Consejo de Gobierno antes del 31 de octubre, e iniciar a continuación su tramitación en el Parlamento de Andalucía. La consejera de Hacienda está convencida de que "los presupuestos de la Comunidad para 2018 saldrán adelante", aunque ha reconocido que "las posiciones están distantes".

Según indica la Consejería en una nota, durante la reunión ambos dirigentes han abordado el escenario presupuestario y la situación de la hacienda pública andaluza de cara al ejercicio 2018.

Así, han repasado algunos de los condicionantes de las cuentas públicas para el próximo año, como el reducir el objetivo de déficit al 0,4 por ciento, lo que supone un ajuste de 300 millones, así como el comportamiento de las entregas a cuenta, que sufrirán un incremento fruto de la participación de la Comunidad en la recaudación estatal.

Además, han abordado las prioridades políticas y presupuestarias para 2018, como son "la revitalización de los servicios públicos y la necesidad de seguir creando empleo".

En el encuentro también se ha abordado una de las prioridades de Ciudadanos, como es la bajada del impuesto de Sucesiones.

En este sentido, la Junta ha reconocido que no se ha alcanzado un acuerdo si bien "se han compartido cifras y proyecciones sobre la complejidad de este impuesto y su impacto recaudatorio".

A pesar que considera "difícil" llegar a un acuerdo en todo lo que pide Ciudadanos, la consejera de Hacienda se ha comprometido a "seguir estudiando la posibilidad de mejorar esta figura fiscal para evitar que las rentas medias tengan que hacer frente a este impuesto, siempre que ello no derive en una merma en la financiación de los servicios públicos". En ese sentido, ambos dirigentes se han emplazado a continuar los contactos para poder llegar a un acuerdo presupuestario.

POSTURA DE CIUDADANOS

Por su parte, el presidente del grupo parlamentario y portavoz de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín, ha reconocido que "se trata de una negociación muy compleja y difícil" en torno al impuesto de Sucesiones, pero ha dejado claro que en Ciudadanos "no descansaremos hasta eliminar esta injusticia social y que el impuesto de sucesiones pase a la historia en Andalucía".

En su encuentro con la consejera de Hacienda para intentar alcanzar un acuerdo para la reforma del mencionado impuesto, una reunión que se ha prolongado por espacio superior a hora y media, la formación naranja ha asegurado que ha conseguido que la Junta "acepte estudiar la propuesta de Ciudadanos para bonificar el impuesto de Sucesiones hasta un millón de euros por heredero, algo que sería la mayor reforma fiscal que ha habido en Andalucía en toda la historia".

"Hemos puesto de manifiesto con números que es una propuesta perfectamente viable y sensata. Ciudadanos ha demostrado que el argumento obsoleto de la vieja izquierda de que bajando impuestos se perjudica el Estado de Bienestar ya no cuela. Después de haber bajado dos puntos en el tramo autonómico y elevar el mínimo exento a los 250.000 euros en estos dos años, no sólo se ha logrado también aumentar las partidas en sanidad y educación, sino que ha aumentado la recaudación. Más claro, agua", ha advertido Marín.

Marín ha dejado claro que esta propuesta estaría vinculada "a una posible negociación y posterior apoyo a los presupuestos de 2018".

"Ciudadanos entiende que la postura del Gobierno andaluz sea vincular esta reforma del impuesto de Sucesiones al debate sobre propuestas concretas para el presupuesto de la Junta de Andalucía, y ahora esperamos una respuesta por parte del Gobierno a lo que le hemos planteado", ha finalizado Marín.

Para leer más