PSOE-A no espera "consecuencias" de las "bravuconerías" de Vox porque es "la derechita cobarde" en Andalucía

PSOE-A espera que el plan de trabajo de comisión de Faffe tenga amplio consenso y se "cumpla perfectamente con la tarea"
PSOE-A
Publicado 02/05/2019 11:37:42CET

Insiste en que a Moreno no le queda "otra alternativa" que "romper el pacto de gobierno" con Vox tras la "caída del caballo" de Pablo Casado

SEVILLA, 2 May. (EUROPA PRESS) -

El portavoz parlamentario del PSOE-A, Mario Jiménez, no cree que las "bravuconerías" que, a su juicio, caracterizan a Vox tengan "consecuencias" en cuanto a su apoyo a iniciativas del Gobierno andaluz de PP-A y Ciudadanos (Cs) porque "se ha demostrado" que el partido de Santiago Abascal conforma "la derechita cobarde en Andalucía".

Así se ha pronunciado Jiménez este jueves en una entrevista en Canal Sur Televisión, recogida por Europa Press, al hilo del comentario que el presidente del grupo parlamentario Vox en Andalucía, Francisco Serrano, publicó este miércoles en su cuenta de Twitter, advirtiendo al PP de que "corre el riesgo de que no haya ni siquiera posibilidad de iniciar contactos" para la negociación del presupuesto autonómico tras la "patada a la silla" que, a su juicio, dio el día antes el presidente del PP, Pablo Casado, al definir a Vox como partido de "extrema derecha".

El portavoz parlamentario del PSOE-A ha considerado que dicho 'tuit' de Serrano es "otra bravuconería" propia de Vox, que es "un partido que se dedica al matonismo político, a la bravuconería, al escándalo, a intentar lanzar mensajes que después no somete al contraste", porque "no permite que se le entrevisten".

Sin embargo, después "se ha demostrado que la 'derechita cobarde' --expresión que Vox aplica al PP en España-- son ellos" (Vox), según ha opinado Jiménez, que cree que así se vio en el proceso de negociación de la investidura de Juanma Moreno, que Vox acabó respaldando tras firmar un acuerdo con el PP.

El parlamentario socialista ha acusado a los representantes de Vox de ser "muy dóciles" y "muy débiles en su relación con los fuertes", de ser unos "corderos" en el Parlamento andaluz que "maneja perfectamente el PP", de modo que "sólo son valientes contra los débiles, contra las víctimas de violencia de género, contra los inmigrantes".

En esa línea, Jiménez ha criticado que Vox "plantea que se deje morir en el Estrecho (de Gibraltar) a las personas que intentan cruzarlo", o que acusa a efectivos de Salvamento Marítimo de actuar como "taxistas de la inmigración ilegal", y que es un partido que "ha perseguido a los profesores de un centro público de Andalucía porque el 8 de marzo --Día Internacional de la Mujer-- hacen coeducación".

El portavoz parlamentario del PSOE-A ha criticado que el Gobierno andaluz de Juanma Moreno "no ha movido un músculo" ante todo ello, pero ha señalado que el presidente de la Junta "ya no tiene otra alternativa que romper el pacto de gobierno con Vox" tras la "caída del caballo" de Pablo Casado, que "ha establecido claramente cuál es la posición política" de Vox, que es "la extrema derecha".

Jiménez se ha congratulado de que "Casado y dirigentes nacionales del PP han visto claramente" que Vox "es una formación de extrema derecha que viene a poner en peligro la convivencia democrática en las instituciones en España y a llevarse por delante elementos esenciales" del pacto democrático de 1978.

APARTAR A VOX DE LA "GOBERNABILIDAD" DE ANDALUCÍA

De esta manera, según ha insistido Jiménez, a Moreno no le cabe "otra alternativa que romper inmediatamente con Vox su acuerdo de gobierno y plantear un escenario en el que la extrema derecha no forme parte de la ecuación de la gobernabilidad en Andalucía", y hay que preguntarle al presidente de la Junta "hasta cuándo va a seguir sometiendo a la vergüenza de Andalucía el estar gobernando con el respaldo la extrema derecha".

Jiménez ha advertido además de que "no se va a aprobar ninguna ley" en el Parlamento andaluz "que no tenga el voto de Vox", porque, además, "la línea de este Gobierno" de PP-A y Cs "es muy de derechas", hasta el punto de que "la única medida que ha tomado" en sus primeros 100 días es "bajar impuestos a los más ricos de esta comunidad". "Con un programa tan de derechas, sólo va a tener el apoyo de la derecha y la extrema derecha del Parlamento" andaluz, augura el portavoz socialista en referencia al Ejecutivo de Moreno.

Contador