Rivera pide a Díaz que se abstenga ante un gobierno PP-Cs y alerta de que Moreno puede acabar "declarando en juzgados"

El presidente de Ciudadanos (Cs), Albert Rivera, participa en un desayuno-coloqu
Jesús Prieto - Europa Press
Actualizado 14/12/2018 13:31:52 CET

SEVILLA, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de Ciudadanos (Cs), Albert Rivera, ha pedido este viernes a la presidenta de la Junta en funciones y secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, que "no bloquee" el cambio político en Andalucía, de manera que los socialistas se abstengan ante el acuerdo de gobierno que alcancen PP-A y Ciudadanos. Sobre el candidato del PP-A a la Presidencia de la Junta, Juanma Moreno, Rivera ha avisado de la posibilidad de que acabara "declarando en los juzgados" por  casos como el de Bárcenas.

   En un desayuno informativo organizado por la Cadena Ser, Rivera, en cualquier caso, ha defendido la negociación que Cs está desarrollando con el PP-A para posibilitar el cambio político en Andalucía tras más de 37 años de gobiernos del PSOE-A. De hecho, tras ser preguntado sobre si ve otra opción de gobierno que no pase por un gobierno con el PP-A, ha manifestado que viendo el cambio que han pedido los andaluces en las urnas y la aritmética parlamentaria, no se le ocurre ningún otro modelo "mejor que ese", es decir el acuerdo entre PP-A y Cs.

   Ha indicado que ambos partidos ya han tenido acuerdos en otras comunidades y han ejecutado políticas como la bajada de impuestos o medidas de regeneración, así como la Ley de Autónomos en el Congreso de los Diputados.

   Respecto al hecho de que Susana Díaz no descarte presentarse a la investidura, ha señalado que "una cosa fundamental en la vida es asumir la realidad". "Creo que Susana Díaz todavía o no la ha asumido o la ha asumido pero en público hace como que no la ha asumido", ha apuntado Rivera, para quien la presidenta de la Junta en funciones es una persona "lo suficientemente inteligente como para saber que el PSOE-A se va a la oposición".

   En su opinión, solo falta que el PSOE-A haga un ejercicio de responsabilidad y asuma ese papel. Ha recordado que Díaz defendió la abstención para que no hubiera terceras elecciones en España y fue la que nos pidió que no bloqueáremos Andalucía en la legislatura anterior, de manera que si "seguimos esa trayectoria, lo lógico" es que el PSOE-A se abstuviera y permitiera el funcionamiento de la legislatura.

   Ha indicado que es legítimo que el PSOE-A "nos haga oposición" a partir de ahora, pero una oposición "responsable y que no bloquee las instituciones". Ha señalado que los andaluces no se merecen que se repitan elecciones o que el Parlamento no funcione y no haya presupuestos de la comunidad.

   "Yo no creo que Susana Díaz esté pensando en que va a gobernar, sino que creo que sabe que se ha acaba un tiempo y que empieza un tiempo nuevo", ha señalado Rivera, quien ha confiado en que la presidenta de la Junta en funciones tenga "autonomía" y no haga lo que le pidan Pedro Sánchez o Pablo Iglesias. "Espero que el PSOE-A esté como mínimo a la altura que estuvo Cs hace tres años", ha indicado el presidente de Cs, confiando en que los socialistas no adopten una actitud de bloqueo.

   Respecto a si Cs asume que el nuevo Gobierno andaluz tendría como presidente a Juanma Moreno, ha indicado que no han hablado "mucho de sillas", aunque ha indicado que sí que ha escuchado al dirigente popular andaluz decir que la única condición "irrenunciable es él, su silla".

   "No me parece un buen camino para empezar a negociar un gobierno", según ha señalado Rivera, para quien las políticas son mucho más importantes.

   "Creo que un Gobierno de la Junta sería mucho mejor que lo encabezara alguien limpio de corrupción, alguien que no tuviera asuntos pendientes en los juzgados", según ha señalado Rivera. "Imagínense que ponemos en marcha el Gobierno y el señor Moreno, por la kitchen, por Bárcenas o por lo que sea, lo vemos declarando en los juzgados o su partido vuelve a ser condenado por Bárcenas. Después de lo de los ERE, sería tela", ha indicado el presidente de Cs.

   Se ha mostrado convencido de que el candidato de Cs a la Junta, Juan Marín, lo haría mejor como presidente y que también es "más sensato" que él presidiera la Junta tanto por "limpieza democrática como por autoridad moral a la hora de decirle al PSOE-A que se vaya a la oposición después de muchos años de corrupción y de casos como el de los ERE".

   No obstante, ha indicado que esto todavía se tiene que negociar y que la prioridad para Cs son las "políticas" y después los políticos. Ha indicado que quedan semanas por delante para diseñar cómo es el gobierno, cuál es la fórmula de gobierno o quién es el presidente de la Junta.

   Rivera, que ha sido preguntado en varias ocasiones sobre la necesidad de contar con los votos de Vox para posibilitar el cambio político en Andalucía y sobre las propuestas programáticas de ese partido, ha rehusado pronunciarse al respecto y ha recalcado que la mayoría de los andaluces ha pedido cambio y el PSOE-A tiene que "ir a la oposición".

   "Yo prefiero gobernar con los constitucionalistas que los populistas", según ha insistido Albert Rivera, quien ha pedido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que diga si va a dejar o no poner en marcha el nuevo Gobierno en Andalucía.

   Ha preguntado a Susana Díaz si prefiere que los populistas tengan la llave o que los constitucionalistas pactemos, "si o no". "Van a tener que decir bloqueo o no bloqueo a Andalucía", ha indicado el presidente de Cs, quien ha alertado de que pueden ser Susana Díaz y Pedro Sánchez los que bloqueen a esta tierra, lo que sería "imperdonable".

PRIMERO POLÍTICAS Y LUEGO POLÍTICOS

   Rivera ha querido dejar claro que su partido se ha sentado a una mesa de negociación con el PP-A a hablar "de política" y no de políticos ni de consejerías ni de sillones ni de cargos. El objetivo, según ha apuntado, es configurar nuevas políticas para unos nuevos tiempos, y luego tendrá que haber gente honrada y limpia que se ocupe de esas políticas. "Pero no confundamos el orden. Los nombres, apellidos y políticos se dejan para el último término, lo importante es que haya un cambio y las políticas sean distintas", ha insistido.

   En cuanto a esas políticas prioritarias para Andalucía, ha señalado que esta tierra se tiene que poner a la cabeza de la economía del conocimiento, donde tres pilares fundamentales son la educación, la innovación y el empleo.

   Rivera ha señalado que Andalucía tiene que generar empleo de calidad y para eso se necesita empresas. Ha indicado que hay que cortar la actual "maraña de burocracia" para posibilitar que la iniciativa privada florezca.

   También ha defendido una economía en Andalucía que deje respirar a las clases medias y trabajadoras, que hasta ahora han estado "asfixiadas". En este sentido, ha apostado por una política fiscal moderada, transparente y razonable, que sirva realmente para pagar los servicios públicos, pero no para pagar "fiestas ni clientelismos".

   También ha dicho que Andalucía necesita regeneración y transparencia en la vida pública y que los ciudadanos sepan cómo se gestiona hasta el último euro público. Rivera ha agregado que hay que  rescatar el asunto de la supresión de aforamientos y el debate sobre la reforma del sistema electoral, asuntos que estarán en la mesa de negociación para un gobierno de cambio.