Teresa Rodríguez avisa: Gobernar con el PSOE "impide" criticar su gestión y deja toda la oposición a Vox

Actualizado 29/11/2019 12:44:40 CET
La coordinadora general de Podemos Andalucía y presidenta del grupo parlamentario Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, en una rueda de prensa. Foto de archivo
La coordinadora general de Podemos Andalucía y presidenta del grupo parlamentario Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, en una rueda de prensa. Foto de archivo - María José López - Europa Press

SEVILLA, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La coordinadora general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, ha insistido en que sería preferible alcanzar un pacto de investidura con el PSOE en el plano nacional en vez del acuerdo de coalición que negocian las direcciones de sendos partidos toda vez que, según ha avisado, cogobernar "crea vínculos de adhesión y lealtad con los socios que impiden cualquier crítica a su gestión", así como entiende que es "peligroso" abandonar la oposición de izquierdas al Ejecutivo "y dejar el discurso de la impugnación a Vox".

   En el documento que Rodríguez ha elevado a la Conferencia Política que celebra el partido morado en Andalucía en enero, titulado 'Análisis y tareas para el periodo inmediato: Ser luna llena' y recogido por Europa Press, asegura que "no es plato de buen gusto ser la aguafiestas o, en el mejor de los casos, la Pepita Grilla", si bien se apoya en otros gobiernos de coalición cerrados entre socialistas y otros partidos a su izquierda para asegurar que "no son experiencias muy alentadora" pues, entre otras cuestiones, pueden provocar "caída empicado o desaparición del socio minoritario y que crezca la extrema derecha".

   Aunque señala que es consciente de que la militancia está "ilusionada" con el acuerdo de coalición entre Unidas Podemos y PSOE, también apunta que "más de un año deseándolo en voz alta por parte de nuestros portavoces públicos dieron por hecho que no había otra salida a la pérdida de poder institucional y de apoyo electoral que tocar poder ejecutivo".

   Además, la política gaditana insiste en que gobernar con los socialistas "los sitúa en el bloque del cambio y no son cambio, son continuidad", así como incide en que "gobernar, en general, dentro de los límites institucionales inherentes al régimen y a las construcciones austericidas de la UE, desgasta" pues en los gobiernos en minoría con el PSOE "hay cierta tendencia a regalarle tus logros de buena gestión y asumir como propias sus contradicciones".

   "Nuestro objetivo debe ser no solo sobrevivir a la ola reaccionaria, sino postularnoscomo alternativa", sostiene para insistir en que un acuerdo de investidura "permite conseguir cosas concretas sin frenar a las movilizaciones y construcciones sociales por el hecho de estar en el Gobierno asumiendo el marco de la UE y de la ministra en funciones de Economía y Empresa, Nadia Calviño".

   No obstante, Teresa Rodríguez deja claro en el documento que desde Andalucía abordan este debate "desde la expresión sincera del deseo real por estar equivocadas" y que al Gobierno que formen PSOE y Unidas Podemos "habrá que juzgarlo por sus políticas". "Celebraremos sus logros, pero no debemos dejar de señalar sus límites, lo peor que nos puede pasar, nuestro fin, es acabar justificando recortes y políticas antisociales", añade.

   De otro lado, también apunta que "la expansión neoliberal, así como su aceptación universal, ha pulverizado los rasgos socialdemócratas del PSOE para acomodarse a los nuevos tiempos", a la par que cree que los socialistas no romperán el marco laboral y económico a fin de buscar otro que ponga en el centro a la mayoría, y si lo hace "es porque encuentre un competidor fuerte en el plano político, con la mano tendida, pero sin mimetizarse y con un proyecto fuera de los consensos neoliberales y de régimen", ero ahora "no existe una relación política ni social de fuerzas que permitan llevar al PSOE a este terreno".

   Por esto último, Teresa Rodríguez señala que "pactar y mimetizarnos ahora, que llega un horizonte de crisis, puede sacrificar cualquier horizonte de construir una relación de fuerzas política y social más favorable para relacionarnos con el PSOE".

VE "AUTOCENSURA" EN PODEMOS CON LOS ERE

   En otro momento del documento, mantiene un tono muy duro para criticar al PSOE-A por la sentencia de la pieza política del caso de los ERE y advertir de que "no han sido pocos quienes ha tratado de quitar hierro" a este asunto e incluso "hemos permitido que Vox llegue a reprocharnos que blanqueamos la corrupción del PSOE".

   En este punto, Rodríguez rechaza que algunos dirigentes de su partido hayan mantenido cierta "autocensura" a la hora de criticar las consecuencias de la sentencia que no cree que el PSOE haya pedido a Podemos, y todo "para consumar el acuerdo de gobierno con la que damos pasos atrás en el discurso impugnatorio y sin medias tintas en materia de corrupción que hemos tenido siempre".

   Tras criticar la corrupción del PSOE, pero también del PP, la coordinadora general incide en que "es la misma mierda y tratar de disimularla solo hará que nos haga oler a nosotras también al tiempo que le dejamos el campo de la impugnación de la corrupción a la extrema derecha".

    Y así, se basa en los casos de corrupción que salpican al PSOE-A para justificar el distanciamiento que siempre ha marcado las relaciones entre las direcciones de Susana Díaz y la suya propia, dado que además entiende que el PSOE "es un partido de régimen" y que éste "ha sido mejor ejecutado por el PSOE que por el PP".

UNA DISCREPANCIA LEAL

   "No ha sido la dirección de Podemos Andalucía quien se ha movido de las razones y argumentos que nos dieron origen", añade la dirigente andaluza en el documento tras recordar que Podemos nació y apostó en Vistalegre II por la independencia política respecto al PSOE y al régimen del 78".

   Así, si bien señala que antes la consigna era no gobernar con los socialistas en ninguna institución, "un día eso cambio" primero con la "experiencia piloto" de Castilla La Mancha, que "acabó devorándonos", para que luego, "sin debate previo en ningún órgano", se produjera "un giro de timón con la consigna de gobernar en todos los sitios que se pueda, y utilizar además esos gobiernos de coalición para ser la palanca de presión de la coalición final, la del gobierno del Estado".

   Teresa Rodríguez es contraria al cambio de rumbo de su partido y plantea si "alguien pensaba que ante semejante cambio de estrategia no iba a haber posiciones críticas" y también rechaza que se señale las "disputas internas" que se viven en el seno de Podemos como culpables de la pérdida de apoyo que sufre el partido en las urnas: "¿Cuál ha sido el debate político expreso que ha dado lugar a nuestras traumáticas rupturas?".

   Tras defender que la convivencia de opiniones distintas sobre cuestiones no programáticas troncales es consustancial en una organización democrática, sostiene que desde Podemos Andalucía esgrimen "el derecho a expresar una crítica política, una discrepancia leal" porque aunque sería mucho más fácil "agazaparnos y disimular mientras conspiramos secretamente esperando nuestra oportunidad" este "no es nuestro estilo".

   Con todo, dice Rodríguez que echa en falta marcos orgánicos "en los que poder convertir la crítica en propuesta formal que pueda tomar curso", pero que dado que los marcos orgánicos de Podemos están diseñados para ser públicos, esto provoca que las direcciones vuelquen primero cualquier estrategia en los medios como hecho consumado de forma que la crítica solo puede ser pública".

   Esto "es marca de la casa a la que deberíamos renunciar, pero para eso hay que cambiar profundamente nuestro modo de organización apostando por asambleas con cauces orgánicos para elevar, aprobar, enmendar o rechazar cambios de estrategia" pero "sin renunciar a la sana discrepancia".

   "Somos críticas con el gobierno de coalición, planteamos los riesgos de la operación reconociendo con carácter previo que podemos estar totalmente equivocadas y que solo el tiempo nos quitará o nos dará la razón", añade Teresa Rodríguez en el documento que defenderá en la Conferencia del partido en Andalucía.

Contador