Unos 300 alumnos piden a US una prueba excepcional del examen de idioma que da acceso al Máster de Secundaria

Actualizado 22/10/2010 14:28:24 CET

La US negocia con Junta y Ministerio para que, como en 2009, el nivel B1 pueda obtenerse a lo largo del máster y no sea un requisito de acceso

SEVILLA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

Unos 300 licenciados interesados en matricularse en el Máster en Educación Secundaria (MAES) que ofrece la Universidad de Sevilla (US) para este curso 2010-2011, y que el pasado 8 de octubre suspendieron el examen de idiomas que les hubiera permitido acreditar un nivel B1 en lengua extranjera para poder acceder a dicho máster, han exigido a la institución académica que realice una prueba de carácter extraordinario para obtener la mencionada certificación o que les permita su consecución a lo largo del curso.

Según han explicado a Europa Press algunos afectados, la Universidad de Sevilla no anunció hasta el pasado 26 de julio que los requisitos de acceso al MAES --titulación imprescindible para acceder a la función pública docente-- cambiaban respecto al año anterior, ya que en 2009 el B1 no era requisito indispensable de entrada en el máster, aunque sí de salida. Esto ha impedido que muchos de los estudiantes tuvieran tiempo "suficiente" para preparar la prueba en condiciones óptimas para conseguir el aprobado, han lamentado.

Sobre todo, critican, si el Instituto de Idiomas de la Universidad de Sevilla "ni siquiera ha ofertado cursos intensivos para su obtención como otras muchas universidades sí realizaron".

Por esta razón, los afectados --todos ellos licenciados y no graduados porque ya los títulos de Grado exigen este nivel de idioma extranjero por defecto-- están llevando a cabo, casi a diario, concentraciones en el entorno del Rectorado para hacer visible su problema. "Nuestro llamamiento es para que, por agravio comparativo, nos permitan tener los mismos privilegios que nuestros compañeros de la promoción anterior, pudiendo acreditar el nivel de idiomas durante el transcurso del máster y así poder completar nuestra formación e incorporarnos a la vida laboral", defienden.

La última de estas concentraciones fue ayer, sobre las 12,00 horas, mientras que la Universidad valoraba el resultado de la convocatoria de 2010 de los Campus de Excelencia, donde su proyecto conjunto con la Universidad de Málaga, 'Andalucía Tech', se ha alzado con el deseado sello de la excelencia. En este acto se encontraba el vicerrector de Ordenación Académica de la US, Miguel Ángel Castro, responsable del MAES y que recibió durante esa misma mañana a una representación de los alumnos afectados.

Según explicó a Europa Press, lo que piden los estudiantes "no depende" de la Universidad de Sevilla, ya que fue el Ministerio de Educación el que reguló el Máster en 2007 mediante un Real Decreto que, entre otros aspectos, estableció como requisito de acceso estar en posesión de la acreditación del B1 en una lengua extranjera. "Es una norma que todas la Universidades tienen que cumplir, incluida la US", recalcó.

Sin embargo, el año pasado, de manera excepcional, el Ministerio accedió a que esta acreditación pudiera obtenerse a lo largo del MAES. El problema es que este curso, según Castro, "no ha establecido ninguna excepcionalidad y, por tanto, el máster se retrotrae a la regulación normal del decreto".

Es por ello, pues, por lo que "la Universidad de Sevilla no tiene por qué hacer ninguna prueba de idiomas, sino que cualquier ciudadano que tenga esa titulación puede entrar". Aún así, y consciente de que "había alumnos interesados en entrar en el máster pero que no tenían el B1, la institución académica, a través de su instituto de idiomas, ha realizado unas pruebas para examinarlos y acreditarles, en su caso, el nivel exigido".

Ahora bien, si estos alumnos no han superado el examen, advierte Castro, "la Universidad no puede actuar". En todo caso, dice el vicerrector, puede "entablar relaciones con el Gobierno autonómico y el Gobierno nacional para ver si es posible crear alguna otra excepcionalidad este año que les permitiera entrar en el máster sin el B1".

"Lo hemos solicitado y estamos atentos a la respuesta que podamos tener de las instituciones superiores", ha concluido Castro tras afirmar que la intención de la US es la de "ayudar a resolver este problema".

Los alumnos, por su parte, no lo tienen tan claro y afirman que la Universidad y el Ministerio les están "negando su futuro". "Con todo esto nos vemos obligados a retrasar la oposición para la convocatoria de 2014, perdiendo así cuatro años de nuestra vida", lamentan.