El 59,5% de hogares no pueden disfrutar de una semana de vacaciones al año

Actualizado 21/07/2015 15:09:06 CET

SEVILLA, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Red Andaluza de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN-A) ha expuesto la situación de pobreza y exclusión de los hogares andaluces en época estival y apunta a que el 59,5 por ciento de los hogares de la comunidad no pueden disfrutar de una semana de vacaciones al año, produciéndose un aumento de siete puntos porcentuales respecto al comienzo de la crisis, 2007.

Los datos sitúan a Andalucía muy por encima de la media nacional (45 por ciento), según los resultados del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) en la Encuesta de Condiciones de Vida publicada en 2015.

Además de la imposibilidad de disfrutar de una semana de vacaciones, un 58,3 por ciento tampoco puede afrontar gastos imprevistos. Andalucía es la segunda comunidad con el porcentaje más alto en relación al número de hogares que no pueden disfrutar de una semana de vacaciones al año, siendo la primera Murcia, un 61,5 por ciento.

Para la EAPN-A adquiere mayor relevancia el porcentaje de hogares andaluces con niños que no pueden disfrutar de una semana de vacaciones al año, siendo estos un 62,4 por ciento, según indica el último informe de Unicef en Andalucía 'La infancia en Andalucía, 2015'.

La Red advierte de que estudios como el de The Children's Society en Reino Unido o Educo en España han elaborado índices para medir el bienestar subjetivo infantil y recogen que los menores situaban la posibilidad de disfrutar una semana de vacaciones con su familia como una de las opciones más importantes para su bienestar.

Esos estudios señalan que el no disfrute de unas vacaciones o de ocio y tiempo libre puede suponer una "limitación en el desarrollo del bienestar de los menores". Estas carencias hacen que los niños "se sientan distintos respecto a los demás, algo que se convierte en una pérdida importante de su satisfacción vital", mantienen.

Por otro lado, la red andaluza considera "prioritarias" las medidas que la Junta están llevando a cabo para luchar contra la malnutrición infantil con la apertura de comedores, entre otras, aunque el presidente de EAPN-Andalucía, Manuel Sánchez, ha señalado que "las familias deben tener los recursos necesarios para poder pagar la vivienda, la energía y la alimentación, poderse alimentar en sus casas, aunque esto no va a ser posible si las familias no cuentan con un nivel económico adecuado".