Actualizado 28/05/2012 16:01 CET

El 80% de pacientes en urgencias se someten a pruebas radiológicas, según expertos que piden extremar las dosis en niños

SEVILLA, 28 May. (EUROPA PRESS) -

Ocho de cada diez pacientes que son atendidos en los servicios de urgencias en España se someten a una exploración radiológica, según ha expuesto este lunes diversos especialistas radiólogos en el marco de clausura del 'XXXI congreso nacional de la Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM)', que se celebrado en Granada, y en el que también se ha pedido extremar aún más si cabe las dosis que se dan en niños.

Las doctoras Milagros Martí y Susana Borruel, de la Sociedad Española de Radiología de Urgencias y de la vocalía de urgencias de este congreso, se han referido también al hecho de que el 50 por ciento de las pruebas que se practican en los servicios de Radiología españoles "son realizadas de manera urgente", siendo las más frecuentes "las radiografías simples de tórax y óseas, seguidas por las tomografías computarizadas (TC) y las ecografías".

En cuanto a las patologías que se atiende más frecuentemente por la radiología de urgencias, han aludido a los dolores torácicos, abdominales, el accidente cerebro-vascular (ictus), los traumatismos y los pacientes politraumatizados. Con todo, han precisado que los pacientes politraumatizados son "el paciente prototipo de la radiología de urgencias".

Éste requiere una atención integral por parte de muchos especialistas médicos, "entre los que el radiólogo desempeña un papel importante, dado que es el responsable de priorizar las exploraciones".

Por este motivo, las especialistas Milagros Martí y Susana Borruel, radiólogas de los hospitales universitarios La Paz y Doce de Octubre de Madrid, respectivamente, han incidido en la conveniencia de que la alta tecnología radiológica "se ubique en las áreas de urgencia, ya que es precisamente allí donde se necesitan las prestaciones más avanzadas y rápidas".

DOSIS EN NIÑOS

Por su parte, la doctora Isabel Gordillo, jefa de la sección de Radiología Materno Infantil en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid, ha advertido de que la radiación ionizante administrada en las exploraciones diagnósticas que se realizan a diario en los centros hospitalarios "es actualmente uno de los problemas que más preocupan en el entorno de la radiología pediátrica".

No obstante, ha puntualizado que la tendencia de los radiólogos pediátricos va hacia la aplicación de la mínima exposición posible de radiación a los más pequeños. "La radiación ionizante tiene efectos biológicos en el organismo de los niños, principalmente en los órganos que se encuentran en desarrollo, como son el tiroides, las mamas o las gónadas", ha agregado.

Es por ello que, dentro del sector de la radiología médica, los esfuerzos se van encaminando a la aplicación del protocolo ALARA (As Low As Reasonably Achievable) en lo que se refiere a la exposición a la radiación, "importante a cualquier edad, pero que cobra un protagonismo especial en niños", ha remarcado Gordillo.

De hecho, señala la experta, las normas básicas de radioprotección se sustentan en dos principios: la justificación y la optimización. De hecho, en las últimas décadas se ha detectado un aumento de la radiación ionizante en las pruebas diagnósticas. No obstante, tanto los radiólogos como los fabricantes de equipos hacen su parte para tratar de reducirla. "Los fabricantes también están buscando soluciones técnicas capaces de mejorar la calidad de la imagen disminuyendo la radiación administrada", asegura la doctora Gordillo.