Publicado 13/01/2022 11:49CET

Un acusado del juicio de la reyerta de La Candelaria alega ser ilocalizable al vivir "en la calle" sin recursos

Archivo - Imagen de archivo de una navaja intervenida
Archivo - Imagen de archivo de una navaja intervenida - POLICÍA NACIONAL - Archivo

La vista ha sido suspendida de nuevo a petición de la Fiscalía al no acudir una testigo

SEVILLA, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Sección Primera de la Audiencia de Sevilla ha suspendido por segunda vez el juicio promovido contra un varón para el cual la Fiscalía reclama siete años de cárcel, como presunto autor de un delito de homicidio en grado de tentativa por haber asestado supuestamente seis puñaladas con una navaja a otro varón en el marco de una discusión suscitada entre tres personas en un piso del barrio hispalense de La Candelaria.

Este juicio estaba inicialmente previsto para el pasado 16 de diciembre, pero aquella jornada la vista oral fue suspendida porque pese a los esfuerzos de la Administración de Justicia y de la Policía Nacional, no había sido posible localizar a uno de los tres acusados en este procedimiento judicial, en concreto José Antonio V.G.

Ya este miércoles, fecha del nuevo señalamiento del juicio, el mismo ha sido suspendido de nuevo, esta vez por la ausencia de una testigo que la fiscalía ha considerado indispensable para la celebración de la vista, toda vez que José Antonio V.G. ha achacado las dificultades relativas a su localización a que él habita "en la calle" en el barrio de Triana, es decir que carece de domicilio, y ni siquiera tiene "para comer" o para acudir a la Audiencia en transporte público.

La defensa de dicho acusado, además, ha asegurado que el mismo "no ha hecho daño a nadie y no ha portado ningún cuchillo", solicitando la absolución del mismo porque "no estuvo en esta pelea, se quitó de en medio". "El daño lo hizo Julio José" D.S.B., ha asegurado el abogado defensor de José Antonio V.G. con relación al acusado de asestar las puñaladas.

LA PETICIÓN DE LA FISCALÍA

En paralelo, la Fiscalía ha solicitado levantar la medida de prisión provisional ordenada respecto a Julio José D.S.B., presunto autor del apuñalamiento, pero con la prohibición de acercarse o comunicarse con la víctima del mismo y la obligación de acudir periódicamente al juzgado.

La representación de Nabil L., no obstante, se ha opuesto a dicha petición de levantamiento de la prisión provisional, quedando pendiente que el tribunal resuelva dicha solicitud, si bien de todos modos Julio José D.S.B. está privado de libertad por otra causa judicial adicional a esta.

Según el escrito de acusación de la Fiscalía, recogido por Europa Press, los hechos se remontan a la madrugada del pasado 15 de febrero de 2021, en una vivienda de la calle Galaxia, en el barrio de La Candelaria de Sevilla capital.

En dicha vivienda, un piso propiedad del acusado José Antonio V.G., de unos 58 años de edad; se habría suscitado una discusión entre este varón y el también procesado Julio José D.S.B., por un lado; y el tercer encartado, un varón marroquí legalmente establecido en España de 33 años de edad identificado como Nabil L., porque "los dos primeros atribuían al último, que solía frecuentar la vivienda, la desaparición de diversos efectos".

En el marco de dicha discusión, "tanto José Antonio como Nabil se exhibieron recíprocamente sendas armas blancas con las que ambos se intimidaron de muerte, tratándose en el caso de Nabil de una hoja de cuchillo a modo de utensilio de cocina de 140 milímetros de longitud, terminada en doble punta", según el escrito de acusación de la Fiscalía.

APUÑALAMIENTO

"Encontrándose ambos de frente en esa actitud, el procesado Julio José, ubicado junto a Nabil y con ánimo de acabar con la vida de este, sacó de su bolsillo una navaja multiusos de 70 milímetros de hoja con la que le asestó un total de seis puñaladas que le provocaron seis heridas incisas en el hemitórax posterior derecho", continúa el relato del Ministerio Público.

Según la Fiscalía, "aunque tales heridas no supusieron un riesgo vital inmediato" para Nabil L., "en caso de no haber sido atendidas quirúrgicamente podrían haber producido complicaciones potencialmente peligrosas para la integridad vital" del afectado, "al ser el neumotórax un cuadro potencialmente mortal".

Y es que la víctima de las puñaladas requirió, entre otros aspectos, de ingreso hospitalario, un "drenaje endotorácico derecho por neumotórax" y diversos puntos de sutura, quedándole como secuelas "seis cicatrices".

PETICIONES DE CÁRCEL

Merced a tal relato de hechos, la Fiscalía reclama un año de cárcel tanto para José Antonio V.G. como para Nabil L. como autores de un delito de amenazas cada uno de ellos, así como dos años de "prohibición recíproca" de acercarse el uno al otro o comunicarse entre sí.

Para Julio José D.S.B., la Fiscalía reclama siete años de cárcel por un delito de homicidio en grado de tentativa y nueve años de prohibición de acercarse a Nabil L. o de comunicarse con él.

Contador

Para leer más