Publicado 20/06/2020 10:22:21 +02:00CET

Acusados dos vecinos de El Garrobo (Sevilla) de daños en explotaciones ganaderas y amenazas a sus dueños

Nota De Prensa Y Fotgrafías Guardia Civil
Nota De Prensa Y Fotgrafías Guardia Civil - GUARDIA CIVIL

EL GARROBO (SEVILLA), 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha detenido a J.H.O. de 59 años y abierto investigación a P.V.V. de 72 como presuntos autores de los delitos continuados de robo con fuerza, daños, desórdenes públicos y amenazas de incendio mediante notas anónimas, cometidos en explotaciones ganaderas de la comarca de la sierra norte de Sevilla.

Según relata la Benemérita en una nota de prensa, la investigación comenzó a raíz de una serie de robos en explotaciones ganaderas, a las que los autores accedían de manera ilícita, mataban 'in situ' a los animales y los despiezaban para después llevárselos y vender la carne, dejando los restos de cadáveres abandonados en las propias fincas.

Así las cosas, agentes del equipo de Robos en el Campo (ROCA) establecieron dispositivos de vigilancia y realizaron inspecciones en establecimientos que pusiesen dedicarse a venta de carne de las reses, de manera que obtuvieron información de la posible autoría de los hechos que estaban ocurriendo.

La Guardia Civil observó también la existencia de clavos fabricados en forma de 'sistema de barreamiento' en zonas de servidumbre, por donde se accede a las explotaciones ganaderas, con la finalidad de provocar daños en los vehículos de los propietarios de las mismas, y que a su vez ponían en grave riesgo la seguridad de ciclistas y peatones. Los delincuentes también amenazaban a sus víctimas con notas anónimas que colocaban en los accesos de las fincas, con claras amenazas de dar muerte al ganado o de incendiar las zonas de pastos.

La Benemérita cree que estos hechos estaban motivados a modo de venganza contra los perjudicados, por establecer éstos mayores medidas de seguridad en los accesos a las fincas y dificultar el paso de los delincuentes.

Por todo ello, el equipo Roca unificó criterios con los perjudicados (ganaderos y propietarios de fincas), realizando vigilancias en zonas de paso de los sospechosos y estableciendo un estrecho contacto con los perjudicados y personal de seguridad privada (guardería rural), además de ganaderos y agricultores de toda la comarca.

Fruto de la ardua investigación llevada a cabo, los presuntos autores fueron detenidos en el momento en que iban a cometer otros hechos delictivos, cuando accedían a las fincas tras fracturar los candados de las puertas de acceso, para proceder más tarde a dar muerte al ganado que se encontraba estabulado en las explotaciones.

Por todo ello, el 9 de junio se detuvo a J.H.O. de 59 años y se procedió a la investigación de P.V.V. de 72 años como presuntos autores de los delitos continuados de robo con fuerza, daños en vehículos, desordenes públicos y amenazas de incendio mediante notas anónimas.

El equipo Roca de la Primera Compañía de Sevilla continúa en contacto con perjudicados y guardas rurales de las zonas afectadas, por lo que la operación continúa abierta, no descartándose nuevas detenciones.

Contador