Alcalá de Guadaíra (Sevilla) incorpora luces led para mejorar la seguridad en los pasos de peatones

Paso de peatones con luces led
AYUNTAMIENTO DE ALCALÁ DE GUADAÍRA
Publicado 14/10/2018 10:38:33CET

ALCALÁ DE GUADAÍRA (SEVILLA), 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) ha instalado un centenar de captafaros led solares para mejorar la visibilidad en más de 30 pasos de peatones situados en los accesos al municipio, a la travesía desde Oromana, al Puente hasta la salida por Puerta de Alcalá y en la avenida Santa Lucía.

El Consistorio ha explicado en una nota de prensa que las luces se activan de forma automática al ponerse el sol y refuerzan la seguridad en unos pasos que "en muchos casos ya han sido dotados con reductores de velocidad, con el objeto de evitar situaciones de riesgo para peatones y conductores en el viario urbano".

En cada paso peatonal se ha instalado entre dos y cuatro dispositivos, en función de la anchura de la calle y el flujo de tráfico que soporta. Se alimentan de la luz solar y se activan de forma automática cuando atardece y deja de captarla.

El Ayuntamiento ha indicado que según la Oficina de Tráfico se trata de un sistema que "está funcionando con buen resultado en otras grandes ciudades" y que permite "una mejor visibilidad y por tanto más anticipación de los conductores al aproximarse a los mismos".

En los últimos meses, hasta una decena de calles del casco urbano se han sumado a las que ya cuentan con dispositivos reductores de velocidad. Son elevadores instalados sobre pasos de peatones en vías en las que, por su longitud y ubicación, "hay conductores que exceden la velocidad permitida afectando a su propia seguridad y a la de los viandantes", ha explicado.

Los últimos reductores de velocidad instalados corresponden a las calles Juez Pérez Díaz con Alfonso X El Sabio, confluencia de Escultor Martínez Montañés con Escultor Francisco Salzillo y confluencia con Zurbarán, calle Ciudad Real con Alcalá de Henares y Soria, otra en calle Ciudad Real con Alcalá del Júcar, en avenida Salud Gutiérrez, dos más en calle Malasmañanas, otros dos en calle La Habana y otro en calle Galeota.

Asimismo, hay calles en las que se han instalado elevadores que no se corresponden con pasos de cebra pero que tienen como función reducir la velocidad de los vehículos a su paso. La colocación de todos estos dispositivos lleva aparejado su repintado y la correspondiente señalización vertical de advertencia. "El objetivo primordial de todas estas medidas es garantizar la seguridad vial tanto para peatones como conductores", ha concluido.