"Arranca el desarrollo" de la parcela de la fábrica de vidrios con la firma del nuevo convenio urbanístico

Antonio Muñoz presenta los términos del convenio
EUROPA PRESS
Publicado 21/03/2018 15:40:36CET

SEVILLA, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

El concejal de Hábitat Urbano del Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Muñoz (PSOE), y la presidenta de la junta de compensación conformada por los dueños de los terrenos de la antigua fábrica de vidrios La Trinidad, han firmado este miércoles el convenio gracias al cual los espacios protegidos del antiguo recinto fabril serán cedidos al Consistorio tras ser sometidos a obras de consolidación con cargo a estos propietarios, y la parcela acogerá la construcción de al menos 200 viviendas de renta libre.

Merced al convenio suscrito este miércoles entre ambas partes, los espacios protegidos de la antigua y deteriorada factoría, es decir la nave central, los hornos, la chimenea y las naves auxiliares, pasarán a manos del Ayuntamiento tras su consolidación estructural.

En ese sentido, la documentación consultada por Europa Press refleja que las obras de consolidación y seguridad que asumen los propietarios de los terrenos, --encabezados por la Sociedad de Gestión de Activos de la Reestructuración Bancaria (Sareb)--, tendrán un coste de al menos 429.708 euros, porque el calculo inicial de las obras necesarias no exime a los dueños de los suelos de "la asunción de otras actuaciones que puedan detectarse durante la ejecución de la obra", para la "conservación" de los espacios protegidos.

La cesión al Ayuntamiento de estas construcciones protegidas, además, estaría acompañada de unos 14.000 metros cuadrados destinados a zonas verdes, toda vez que la junta de compensación cuenta con unos 27.000 metros cuadrados que admiten la construcción de al menos 200 viviendas, con un margen de ampliación de hasta el 20 por ciento respecto al número de pisos permitidos.

Una vez firmado este convenio que según Antonio Muñoz "soluciona definitivamente" el destino de todos estos suelos y de la antigua y emblemática fábrica, "arranca el desarrollo urbanístico" de la parcela con la aprobación provisional del correspondiente plan especial de la operación en el seno del consejo de gobierno de la Gerencia de Urbanismo, al objeto de que ya en enero o diciembre comiencen las primeras obras.

Después de que la presidenta de la junta de compensación y representante de la Sareb celebrase la solución dada a los terrenos tras "tantos años" de estancamiento y negociaciones, Basilio Moreno, presidente de la plataforma ciudadana Salvemos la Trinidad, ha aplaudido también el acuerdo y ha recordado que "todavía quedan escalones que subir", en referencia a la restauración y uso ciudadanos de las construcciones que serán cedidas al Ayuntamiento.

Para ello, el concejal de Hábitat Urbano ha manifestado que el Ayuntamiento prevé "consensuar el mejor destino para las naves" del viejo recinto fabril, al objeto de que acojan "un equipamiento de barrio y de ciudad, con algún guiño a la fábrica de vidrio".

LA FÁBRICA DE VIDRIOS. MUCHOS AÑOS DE HISTORIA

Fue en 2001 cuando la Consejería de Cultura acordó inscribir en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz varios elementos de este antiguo y simbólico conjunto fabril de la avenida de Miraflores, al tratarse de uno de los escasos ejemplos que ha pervivido de la arquitectura de la gran industria y de la primera expansión industrial de Sevilla.

Por eso, la declaración de bien de interés cultural (BIC) aprobada en aquellos tiempos protege la nave central, los hornos y la chimenea de la planta como lugar de interés etnológico. No obstante, la Consejería incoó hace años otro expediente para catalogar también las naves dos y tres del recinto y unificar los activos protegidos en una única tipología: la de "lugar de interés industrial".

La idea, según la negociación promovida años atrás con los propietarios de los terrenos, era ya ceder al patrimonio público los espacios protegidos a cuenta de sus restricciones en materia urbanística, para desarrollar el resto de la parcela.

Pero los plazos del proyecto y la quiebra de la sociedad que poseía la mayor parte de los suelos agudizaron durante años el abandono y ruina del conjunto fabril, que fue objeto de diversas ocupaciones ilegales y episodios de expolio.

LOS ÚLTIMOS AÑOS

Ya en el pasado mandato municipal, no obstante, el plan especial de reforma interior (PERI) de estos terrenos fue modificado para ampliar las restricciones e instrumentos de protección a las naves auxiliares del conjunto, el muro de cerramiento y el patio de operación del recinto, toda vez que el consejo de gobierno de la Gerencia de Urbanismo aprobaba recientemente este nuevo convenio con la junta de compensación de la parcela, para el "planeamiento y gestión" de los suelos.

Fruto de dicho convenio, como se ha informado, los edificios y espacios protegidos del conjunto fabril serán cedidos al Ayuntamiento, una vez hayan sido sometidos a obras de consolidación costeadas por la propia junta de compensación, que de su lado contará con superficie y edificabilidad para que los terrenos ajenos a las medidas de protección acojan la construcción de al menos 200 viviendas de renta libre.