Publicado 02/04/2016 14:46CET

La Asociación de Síndrome de Asperger visita el Ayuntamiento de Sevilla

Visita de la asociación Asperger al Ayuntamiento de Sevilla
EUROPA PRESS/AYUNTAMIENTO DE SEVILLA

SEVILLA, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

El delegado de Empleo y Bienestar Social del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Manuel Flores, ha acompañado a los miembros de la Asociación Sevillana de Síndrome de Asperger a una visita a la sede del Consistorio hispalense con motivo del Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo.

En un comunicado, el Ayuntamiento ha informado de que los integrantes de esta actividad han recorrido las instalaciones y diferentes puntos de interés del edificio como una más de las actividades que se han desarrollado desde la asociación con motivo de la celebración en colaboración con el gobierno de la ciudad.

La Asociación Sevillana de Síndrome de Asperger está formada por más de 300 familias y tiene como objetivo la atención necesaria para quienes conviven con este diagnóstico para su plena integración social y laboral, a través de actividades terapéuticas, formativas y de ocio.

El delegado ha manifestado la "satisfacción" por la colaboración con esta asociación que "desarrolla una labor muy importante, y que es punto de encuentro y de respuesta a las inquietudes de quienes la padecen y de sus familias", lo que, a su juicio, pone de relieve "la importancia del tercer sector en la atención de todas las situaciones que se derivan de este tipo de diagnósticos completando la respuesta de las instituciones donde es necesario un plus de atención".

El Síndrome de Asperfer se encuentra encuadrado en los Trastornos del Espectro Autista (TEA) y conlleva una alteración neurobiológicamente determinada en el procesamiento de la información, según ha agregado el Ayuntamiento.

Las personas afectadas manifiestan unas capacidades cognitivas e inteligencia incluso superior a la media, pero tienen en las dificultades para la interacción social, especialmente con personas de su misma edad, así como alteraciones de los patrones de comunicación no-verbal.

Asimismo, el Consistorio ha explicado que estas personas albergan intereses restringidos, inflexibilidad cognitiva y comportamental, dificultades para la abstracción de conceptos, interpretación literal del lenguaje, dificultades en las funciones ejecutivas y de planificación, la interpretación de los sentimientos y emociones ajenas o propias.