Actualizado 03/08/2016 16:15 CET

Los bomberos del Aljarafe avisan de que el parque de Santiponce sigue "cerrado"

Vehículo incendiado en Camas.
EUROPA PRESS

MAIRENA DEL ALJARAFE (SEVILLA), 3 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los efectivos del servicio de prevención y extinción de incendios de la Mancomunidad para el Fomento y el Desarrollo del Aljarafe han advertido de que el siniestro acontecido este miércoles en el tramo de la autovía SE-30 que atraviesa Camas, muy cerca del parque de bomberos de Santiponce, ha sido atendido desde el parque principal de Mairena del Aljarafe, porque la primera de las instalaciones sigue "cerrada" a cuenta de la falta de recursos humanos.

David Rico, portavoz de la plantilla de los bomberos del Aljarafe, ha manifestado a Europa Press que pese a que el mencionado siniestro, acontecido en el kilómetro 18 de la SE-30, ha ocurrido cerca del parque de bomberos de Santiponce, han asistido la incidencia los efectivos de guardia del parque de Mairena del Aljarafe, dado que el de Santiponce estaba "cerrado".

Y es que el parque de bomberos de Santiponce, según ha manifestado, sólo ha estado abierto y operativo "dos o tres días" del verano, en el marco de la falta de recursos humanos del servicio de prevención y extinción de incendios de la Mancomunidad del Aljarafe y la "huelga de celo" promovida al respecto por los bomberos, que además continúan con esta protesta.

Los bomberos, en concreto, llevan meses advirtiendo de que el servicio de prevención y extinción de incendios de la Mancomunidad del Aljarafe está formado por 43 bomberos y cuatro operadores de transmisiones, repartidos entre los parques de Mairena del Aljarafe y Santiponce, cuando según el acuerdo firmado en 2007, el servicio debería contar con 60 bomberos y cinco operadores de transmisiones para los parques de Mairena y Santiponce.

La carencia de recursos humanos es tal que el parque de bomberos de Santiponce está siendo objeto de cierres muy frecuentes, a cuenta de incidencias como las bajas o las vacaciones de los efectivos.

HUELGA DE CELO

Según los bomberos, la carencia de personal estaba siendo contrarrestada a base de "horas extraordinarias y refuerzos" cuyo pago "se incumple sistemáticamente". Dado el caso, hace meses los efectivos acordaron negarse "a hacer más horas extra" al no cobrar debidamente sus servicios extraordinarios y estar en contra de que las carencias se suplan sólo mediante esta fórmula.

Los bomberos del Aljarafe, en ese sentido, reclaman que los cuadrantes permanezcan "tal y como están", se amplíe la plantilla hasta los efectivos "firmados por convenio" y los bomberos reciban el dinero correspondiente a los servicios extraordinarios prestados en materia de guardias, refuerzos o retenes.