Cientos de personas reclaman políticas "a la altura de los refugiados"

Actualizado 12/09/2015 16:05:12 CET
Cientos de personas concentradas en Puerta Jerez apoyan a los refugiados
Foto: EUROPA PRESS/MARIBEL ROLDÁN (CAONGD)

   SEVILLA, 12 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Centenares de organizaciones agrupadas en la Coordinadora Andaluza de ONGD (Caongd), 'Compromiso Social para el Progreso de Andalucía', 'No Somos Delito Sevilla' y 'Plataforma Somos Migrantes' --con el respaldo de otras ONG, movimientos sociales, partidos políticos y sindicatos--, se han concentrado este sábado en Sevilla para reclamar solidaridad con la población refugiada y desplazada, así como unas políticas a nivel europeo y estatal --con apoyo de comunidades autónomas y ayuntamientos-- "a la altura de la crisis y en cumplimiento del derecho internacional".

   Según ha indicado a Europa Press la portavoz de Compromiso Social para el Progreso de Andalucía, María del Carmen Barrera, las plataformas, organizaciones, partidos políticos y sindicatos convocantes han exigido al Gobierno andaluz --"siendo conscientes de que no es su competencia"-- que adopte medidas --"dentro de sus posibilidades"-- para acoger a las personas que intentan llegar a Europa o atravesarla desde el sur, declarando Andalucía como territorio-refugio e incrementando "drásticamente" el número de personas refugiadas acogidas en la comunidad.

   Además, Barrera ha explicado que esta concentración tenía un doble objetivo, por un lado, transmitir apoyo y solidaridad a los refugiados y, por otro, hacer una reivindicación a los poderes públicos, "porque este mercadeo y baile de cifras es completamente insuficiente".

   Asimismo, se ha solicitado al Gobierno andaluz que asuma compromisos "reales" y respaldados con medios para la cooperación internacional y la ayuda humanitaria en los países de origen y de tránsito. También se ha exigido al Gobierno central y a la UE "que se cumplan los convenios internacionales y las directivas y reglamentos europeos en materia de asilo y refugio".

   En este sentido, los convocantes han pedido que se abran rutas "legales y seguras", que se garanticen "sistemas adecuados de acogida" para la población refugiada, que se respeten los derechos humanos, que se garantice la ayuda humanitaria "bajo los principios de neutralidad, imparcialidad e independencia", que se "refuercen" las operaciones de búsqueda y salvamento en el Mediterráneo y el Egeo y se descarte la cooperación "con países que violan derechos humanos para que restrinjan los flujos migratorios hacia la UE".

   Entre otras medidas, también han destacado que se "garanticen" políticas comerciales, económicas y diplomáticas "que respeten los derechos humanos y los recursos locales", que se cumpla "rigurosamente" con el Tratado de Comercio de Armas, que se garantice que las empresas transnacionales no esquilman los recursos del continente y cumplen las leyes de transparencia y fiscalidad, que se adopten medidas "coherentes" contra la desigualdad y se recuperen los fondos de la política de cooperación para el desarrollo.

PEOR CRISIS DE POBLACIÓN EN BUSCA DE REFUGIO DESDE LA II GUERRA MUNDIAL

   Según las cifras difundidas en el manifiesto leído en el transcurso de esta concentración, en los primeros seis meses de este año más de 400.000 personas han solicitado asilo en los países europeos. Cada día, 3.000 personas intentan cruzar las fronteras de Europa.

   La mayoría huyen de países como Siria, Eritrea o Afganistán a causa de conflictos armados. El caso más grave es el de Siria; un tercio de los hombres, mujeres y niños que llegan por mar a Italia y Grecia proceden de este país. El conflicto armado de Siria entra en su quinto año y las cifras de sus consecuencias son 220.000 muertos, once millones de desplazados, 3,9 millones de refugiados y 12,2 millones de personas que dependen de la ayuda humanitaria para subsistir.

   Datos oficiales sobre la huida de Siria citados en el manifiesto arrojan la cifra de 3.500 muertes en 2014 y casi 2.000 en lo que va de año, y eso sin contar aquellas que, debido a las circunstancias en las que se producen, no son recogidas por las estadísticas, según se incide en el documento.

   Dado que la mayoría de las personas que están llegando a las fronteras europeas huyen de conflictos bélicos y temen por su vida, la UE debe cumplir tanto la Convención de los Refugiados de 1951 como las directivas y reglamentos europeos que protegen a las personas que solicitan asilo.

   La Unión Europea, que "fracasó en su intento de que los países miembros acogieran inicialmente a 40.000 personas", ha terminado asignando y distribuyendo entre los países miembros 160.000 refugiados de acuerdo a criterios económicos y demográficos. En el caso de España, finalmente ha accedido a acoger a 14.931 personas frente a las 1.300 que aceptó en un primer momento, se indica en el manifiesto.

   En cuanto a entender la llegada de estos migrantes y refugiados como una "invasión" o una "plaga", las asociaciones han señalado que este colectivo supone apenas el 0,027 por ciento de la población europea. "Por otra parte, no podemos perder de vista que la migración contribuye al enriquecimiento de nuestros países tanto económica como social y culturalmente", han apostillado.

   "Eludir las responsabilidades ante una crisis humanitaria de tales dimensiones mostraría una Europa que desprecia profundamente sus valores fundacionales de solidaridad entre los pueblos y respeto por los derechos humanos", zanjan.