Actualizado 04/11/2015 18:07 CET

Protesta en el CEIP 'Raimundo Lulio' de Camas para exigir la segunda fase

SEVILLA, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

Más de un centenar de padres y alumnos del Centro de Educación Infantil y Primaria (CEIP) 'Raimundo Lulio' de Camas (Sevilla) han protagonizado en la mañana de este miércoles una concentración a las puertas del centro educativo, una acción que repetirán todas las mañanas hasta el viernes, para exigir a la Junta de Andalucía que ejecute la segunda fase del nuevo colegio ante la situación "infrahumana" en la que se encuentran los menores de entre tres y seis años en el centro antiguo.

Según ha indicado a Europa Press el presidente de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA), Felipe Sigüenza, la Junta "tiene paralizada la segunda fase", después de que una empresa haya recurrido la adjudicación, ya que la resolución tarda más de lo estipulado, según asegura.

Mientras tanto, unos 250 menores permanecen en las instalaciones del antiguo centro en una situación "infrahumana", a la par que los que ya han sido trasladados a la primera fase del nuevo colegio cuentan con deficiencias.

A esto suma, que ambos centros están separados a unos 800 metros, con las consiguientes incomodidades que provoca a los padres que tienen niños en ambos colegios. Además, hay que tener en cuenta que la primera fase del nuevo centro no cuenta con pistas deportivas, mientras que el antiguo no cuenta con comedor.

"La Junta sigue sin dar la cara y el colegio viejo se moja, se encharcan las pistas, tiene puertas de hierro, hay problemas con los peldaños de las escaleras rotos, tiene lonas que eran provisionales para un año y llevan cuatro y se despegan", lamenta, por lo que pide a la Junta soluciones inminentes a la situación que los menores viven a diario.