3 de abril de 2020
 
Publicado 07/05/2015 6:13:48 +02:00CET

Concentración este jueves en Alcalá contra la autorización de la incineración de residuos en la cementera

ALCALÁ DE GUADAÍRA (SEVILLA), 7 May. (EUROPA PRESS) -

El grupo ecologista Alwadi-ira ha convocado para las 11,00 horas de este jueves una concentración a las puertas del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), con motivo de la entrega de las aproximadamente 8.000 firmas recogidas contra la decisión de la Junta de Andalucía de estimar la modificación promovida en su autorización ambiental integrada (AAI), por la planta cementera de Portland Valderrivas, para incinerar como combustible derivados de residuos no peligrosos.

Uno de los portavoces de Alwadi-ira, Francisco Gavira, ha informado a Europa Press de que mediante esta modificación de la autorización ambiental integrada ya concedida a la cementera Portland Valderrivas, cuya planta se ubica al pie de la autovía A-92 a su paso por Alcalá de Guadaíra, la empresa estará autorizada a usar como combustible, mediante su incineración, derivados de residuos no peligrosos, con un máximo de "292.000 toneladas de residuos al año".

"Esa cantidad supera a los residuos que procesan todas las cementeras de Andalucía juntas", ha dicho advirtiendo de que la incineración de todos estos residuos provocará "emisiones a la atmósfera", con sus correspondientes consecuencias, en un área densamente poblada, en la primera corona del área metropolitana de Sevilla.

La organización ha interpuesto ya un recurso de alzada solicitando la nulidad de la resolución de la Dirección General de Prevención y Calidad Ambiental de la Junta de Andalucía que estima la solicitud de modificación de la autorización ambiental integrada, otorgada a Cementos Portland Valderrivas. Y es que, entre otras cosas, "la resolución no toma en consideración el acuerdo del pleno del Ayuntamiento de Alcalá mediante el que se suspenden las licencias de todo tipo relativas a proyectos que tengan a los residuos como fuente energética".

Igualmente, el colectivo avisa de que incinerar residuos como combustible para la planta "es una nueva actividad en sí misma" e implica una "modificación sustancial" en toda regla de la actividad de la planta.

Para leer más