Publicado 02/02/2021 19:55CET

Demolida la antigua residencia pública de personas mayores de Montequinto (Sevilla) a cuenta de su mal estado

SEVILLA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha dado cuenta este martes de la contratación y ejecución, por parte de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, de la demolición del antiguo Centro Residencial de Personas Mayores Montequinto en Dos Hermanas (Sevilla), por un importe de 415.000 euros y con carácter de emergencia, ante las situaciones de grave peligro que conllevaba para la integridad de las personas.

La residencia, cuyo cierre fue objeto de un prolongado conflicto político en Dos Hermanas, con frecuentes movilizaciones, fue demolida finalmente el pasado mes de diciembre, "cumpliendo de esta forma con la reclamación de los vecinos de esta zona de la ciudad", según esgrime la Junta de Andalucía.

La titularidad de este edificio, sito en la calle Fernando Magallanes, correspondía a la Tesorería General de la Seguridad Social. Las instalaciones fueron construidas por la Dirección General de Servicios Sociales del Ministerio de Sanidad y Servicios Sociales entre los años 1979 y 1983. Sin embargo, en el año 1984, se procedió al traspaso de funciones y servicios del Instituto Nacional de Servicios Sociales de la Seguridad Social (IMSERSO) a la Comunidad Autónoma de Andalucía y, en concreto, a esta consejería.

Posteriormente, en marzo de 2014, el Servicio de Obras y Equipamientos de dicha consejería emitió un informe donde destacaba la escasa calidad de los materiales originales, cuyo deterioro se vio agravado por el paso del tiempo. Aunque el edificio no presentaba en ese momento problemas estructurales, las instalaciones, solería y necesidad de adaptación a la normativa vigente requerían una actuación de carácter integral muy costosa.

Por otra parte, a pesar de haberse llevado a cabo actuaciones de desmantelamiento de elementos peligrosos y de su cerramiento, estas instalaciones fueron objeto de ocupación y vandalismo.

Por tanto, dada la situación de grave peligro para la integridad de las personas, la Dirección General de Personas Mayores y Pensiones No Contributivas de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación elevó memoria, con fecha de 25 de noviembre de 2020, proponiendo la contratación de emergencia para su demolición.

Ahora, el Consejo de Gobierno ha conocido esta orden de la Consejería de Igualdad, que ha cumplido también con la solicitud de los vecinos de esta zona de Dos Hermanas desde que las personas mayores residentes fueron trasladadas al centro Huerta Palacios en el centro de la localidad, no sin que dicha medida conllevase un intenso debate político y social en defensa de las instalaciones ahora demolidas.

Todo ello después de solicitar a la Tesorería General de la Seguridad Social la autorización para proceder a la demolición del edificio, que la condicionó a la construcción de otro edificio destinado a los mismos fines. Sin embargo, dados los graves problemas de seguridad, se solicitó la demolición urgente, posponiendo la presentación del proyecto de obra del nuevo edificio a un estudio exhaustivo posterior.