Publicado 25/06/2021 20:07CET

Detenidos dos menores en Sevilla tras una larga persecución por conducción temeraria en una moto robada

Motoristas de la Policía Local hispalense
Motoristas de la Policía Local hispalense - EMERGENCIAS SEVILLA

SEVILLA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Local de Sevilla han detenido a dos menores de 15 años de edad, tras una larga persecución por numerosas calles de la zona sur, circulando los mismos en una motocicleta sustraída.

En torno a las 16,30 horas de este jueves, una patrulla de agentes de paisano observó una motocicleta que circulaba desde calle Arjona, ocupada por dos personas y a gran velocidad por el Paseo de Cristóbal Colón. Los agentes pudieron comprobar como su conductor iba rebasando varios cruces con los semáforos en rojo. Fue esto lo que motivó el inicio de la persecución, si bien desde el Centro de Control de la Policía Local confirmaron a los agentes que la motocicleta había sido sustraída el día anterior

La persecución, a la que se unieron dos agentes de la Policía Local en moto, se desarrolló a gran velocidad por la zona de Los Remedios, llegando a generar situaciones de riesgo para varias personas que iban caminando estando a punto de atropellar a varios menores de edad.

Prosiguió la persecución por el Paseo de las Delicias y la avenida de la Palmera en dirección a Bellavista, haciéndolo a gran velocidad, rebasando semáforos y llegando a circular por el sentido contrario. Lejos de hacer caso a los agentes trataban de acometer contra ellos para hacerles caer de la motocicleta oficial.

La persecución finalizó en el interior del Parque Guadaíra, donde los perseguidos perdieron el control de la motocicleta al circular por el césped, cayendo al suelo. El agente que les perseguía en cabeza, al esquivarles para no atropellarles cayo al suelo, logrando detener al acompañante.

El conductor huyó a la carrera, siendo perseguido por el otro agente en moto que al ponerse a su altura, fue empujado por este cayendo al suelo. Fue perseguido por varias patrullas hasta su detención en las inmediaciones.

Una vez asegurados, los agentes pudieron comprobar que los detenidos eran menores de edad, por lo que contactaron con sus progenitores siéndoles entregados para su custodia, quedando informados de la instrucción de las diligencias. Los agentes lesionados tuvieron que ser asistidos en un centro médico, si bien no causaron baja para el servicio.

Para leer más