Echevarría.- Arenas considera que el asunto es "muy complejo y difícil" y no ve que sea un "supuesto de eutanasia"

Actualizado 15/03/2007 14:13:41 CET

SEVILLA, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP-A, Javier Arenas, calificó hoy de un asunto "muy difícil y complejo" el relativo a Inmaculada Echevarría, la mujer que desde los 11 años sufría una distrofia muscular progresiva que la mantenía unida a un respirador artificial y que falleció anoche en el Hospital San Juan de Dios del SAS en Granada tras ser desconectada, mientras indicó que tras analizar varios informes sobre el tema considera que no se trata de un "supuesto de eutanasia, sino de un consentimiento informado" para dejar de recibir un determinado tratamiento.

En rueda de prensa con motivo de la presentación de los candidatos del PP-A a las presidencias de las ocho diputaciones provinciales, Javier Arenas quiso dejar claro, en cualquier caso, que este asunto tiene mucho que ver con las "convicciones personales, religiosas y morales" y en función de ellas cada ciudadano tendrá su propia opinión.

"Se trata de un asunto muy delicado sobre el que cada uno tenemos una opinión", sentenció Javier Arenas, quien, interesado por el caso de Inmaculada Echevarría, indicó que ha analizado todos los informes de los que ha dispuesto sobre la materia, como el del catedrático Andrés Ollero, llegando a la conclusión de que no "estamos ante un supuesto de eutanasia, sino de consentimiento informado para dejar de recibir un tratamiento", como en este caso era la conexión a un respirador artificial.

De otro lado, Javier Arenas consideró que este caso "no tiene absolutamente nada que ver" con el nuevo Estatuto de Autonomía, ya que se trata de un debate anterior al del texto estatutario, mientras que existe una normativa y un dictamen del Consejo Consultivo al respecto.