Los empleados municipales de Alcalá críticos con la nueva productividad celebran una "pitada" de protesta

Imagen de la "pitada"
CCOO
Publicado 16/10/2018 19:33:04CET

ALCALÁ DE GUADAÍRA (SEVILLA), 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

La sección de CCOO en el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) ha informado este martes de que parte de la plantilla municipal ha celebrado otra protesta más en el Consistorio, en torno al conflicto laboral derivado de la necesaria adaptación de las productividades y trienios, impagados en las nóminas de julio y agosto por el posicionamiento contrario de la Intervención municipal al abono de estas cantidades.

Según explicaba en su momento a Europa Press José Luis García, delegado de CCOO en el Ayuntamiento alcalareño, esta incidencia que afectaba a las nóminas de julio y agosto de toda la plantilla derivaba de que si bien la Intervención municipal siempre "avisaba" mediante "observaciones" de su postura desfavorable al abono de estas cuantías, la legislación en la materia "ha cambiado" y la Intervención se posicionaba ahora "con requerimientos" que implicaban la paralización de los pagos.

En paralelo a las protestas de la plantilla, comenzaba la averiguación de una formula concreta para la "adecuación" de estos conceptos retributivos a los nuevos requisitos y solucionar así la situación, toda vez que recientemente, el pleno del Ayuntamiento alcalareño aprobaba una modificación del Reglamento de Funcionarios y del manual de sistema de evaluación del desempeño, al objeto de solventar el asunto.

Y después de que el Gobierno local socialista defendiese que los términos de la modificación habían sido ratificados por "la inmensa mayoría de los presentes" a una asamblea de trabajadores celebrada a tal efecto, destacando el papel del sindicato UGT, CCOO exponía que la solución adoptada iba en contra de "la mesa general de negociación común integrada por todos los grupos políticos municipales y todos sindicatos", foro en el que "se rechazó el citado manual".

Porque según el sindicato, la solución aprobada en el pleno por el Gobierno local socialista que preside Ana Isabel Jiménez "somete a puntuación y a valoraciones subjetivas una parte importante de la retribuciones" en torno a las cuales gira este conflicto. Al respecto, el Gobierno local avisa de que "el colectivo de laborales no considera como buena la solución propuesta y quiere cobrar la productividad de manera fija, lo cual no es ajustado a normativa, como se refleja en los informes de secretario e interventor". "No se puede admitir soluciones que se sitúen fuera de la legalidad", avisa el Gobierno local socialista.

En ese sentido, y según CCOO, el Ayuntamiento alcalareño ha sido este martes el escenario de una nueva protesta protagonizada por parte de la plantilla, avisando de que la solución adoptada ha implicado un "recorte" en las nóminas, extremo por el cual estos empleados municipales han protagonizado una "pitada" que se habría prolongado durante unos "20 minutos".