Publicado 08/02/2021 12:36CET

Espadas ve un "error" flexibilizar las medidas Covid hasta que "no bajen las cifras, por lo menos, a la mitad"

Un hombre camina por la calle protegido con mascarilla
Un hombre camina por la calle protegido con mascarilla - María José López - Europa Press - Archivo

SEVILLA, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Sevilla, el socialista Juan Espadas, ha esperado que los datos de la pandemia en la capital continúen estabilizándose, indicando que "parece que se está en la fase meseta de contagios", aunque ha dejado claro que rebajar las restricciones en este momento, cuando las tasas de hospitalizaciones siguen siendo altas, es un "error".

A preguntas de los periodistas, tras informar sobre nuevas medidas para mejorar la atención ciudadana a través del servicio 072, Espadas llama la atención sobre las cifras existentes aún de hospitalizaciones y de ingresos en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), "por lo que el sistema sanitario aún gestiona un alto nivel de incidencias".

Por ello, ante la relajación de restricciones que se ven en "algunas ciudades", ha insistido en que "no es el momento en ningún caso". "Me parece que hasta las cifras estén muy por debajo, al menos a la mitad que estamos, no se debería plantear suavizar ningún tipo de restricción. Parece que alguna ciudad ya está flexibilizando horarios y otras medidas y es un error. Hay que mantener el rigor hasta que se produzca la bajada de manera contundente, como ocurrió en la segunda ola, especialmente ante la situación hospitalaria", ha dicho.

Además, Espadas indica que este lunes también "empieza a circular" una nueva vacuna y espera que se pueda conseguir "una velocidad de crucero para que se genere un efecto multiplicador en positivo a la situación".

De otro lado, ha hecho referencia a las multas impuestas durante los fines de semana a las personas que incumplen las medidas. Tras calificar como "desoladoras" las imágenes que se han visto de fiestas en ciudades como Madrid, recuerda que en Sevilla también hay "quien no se entera por más que se le diga". "Lo que toca es ser responsables con los que peor lo están pasando, ante los que están perdiendo la vida, y tenemos que hacer un ejercicio de constricción y evitar las cosas que más riesgo suponen. El problema no es dar un paseo por la calle sino las concentraciones de personas sin mascarilla ni distancia y bebiendo en determinados lugares", sentencia.

Para leer más