Actualizado 26/11/2010 15:25 CET

El estudio acústico encargado por el Ayuntamiento de San Juan sobre la vaguada revela superaciones en Montelar

La vaguada de San Juan de Aznalfarache.
ARCHIVO.

El Ayuntamiento defiende que el informe desliga los niveles de decibelios del funcionamiento del metro

SAN JUAN DE AZNALFARACHE (SEVILLA), 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

El estudio de contaminación acústica encargado por el Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache (Sevilla) a la consultora 'Soceamb S.L.' en cuanto a los ruidos que soporta la vaguada que separa barriada de Virgen del Rocío y la urbanización Cornisa Azul, atravesada por la primera línea del metro y la autovía A-8057, ha resuelto que los grados de decibelios que sufren ambos espacios se sitúan bajo los límites marcados por la legislación en materia de protección acústica, según el Gobierno municipal que lidera Fernando Zamora (PSOE). El estudio, no obstante, sí detecta ruidos por encima de lo permitido en el barrio de Montelar.

Las molestias sufridas por los vecinos de este entorno, como se recordará, han sido elevadas ya al Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, y a la Fiscalía de Medio Ambiente, Urbanismo y Patrimonio Histórico. Mientras la institución de Chamizo ha reabierto el expediente incoado en cuanto a la queja promovida por un colectivo de vecinos por este asunto, el Ministerio Público había resuelto el sobreseimiento de las diligencias informativas abiertas en torno al caso, todo ello tras una consulta al Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache.

En concreto, el colectivo de afectados actúa contra las molestias del funcionamiento del metro en el tramo que transcurre, en superficie, desde el túnel del cerro del Monumento a los Sagrados Corazones, hasta más allá de la estación Barrio Alto, con efectos en los barrios sanjuaneros de Virgen del Rocío, Cornisa Azul y Montelar. Las quejas y acciones judiciales incluyen también los ruidos procedentes del tráfico que soporta la autovía A-8057, que transcurre paralela al trazado del metro y para la que el Consistorio reclama asfalto fonoabsorbente y una barrera de árboles que aminore el impacto acústico.

EL CONTENIDO DEL INFORME

El informe de 'Soceamb S.L.', según ha informado a Europa Press el Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache, ha sido ya expuesto al Consejo Local de Participación Ciudadana y, según la Administración local, resuelve que los grados medios de decibelios A registrados en el barrio de Virgen del Rocío y la urbanización Cornisa Azul se incluyen dentro de los niveles permitidos por la vigente normativa de protección acústica. En el caso del barrio de Montelar, al oeste de la estación Barrio Alto del metro de Sevilla, este estudio ha detectado que el ruido que soportan las viviendas unifamiliares de la calle Clara Campoamor superan los límites permitidos por la legislación.

El Ayuntamiento defiende que el estudio descarta una "diferencia significativa" en la emisión de decibelios entre los momentos en los que la vaguada soporta el tránsito de los convoyes del metro y los momentos en los que el haz ferroviario está libre. "El hecho de que el ruido esté muy cerca de los límites se debe al tráfico de la autovía A-8057", señala el Consistorio en cuanto a esta infraestructura que enlaza la autovía A-8058 (Sevilla-Coria del Río) con Mairena del Aljarafe.

PANTALLAS, ASFALTO Y RADAR

A tal efecto, el Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache ha resuelto reclamar nuevamente a la Consejería de Obras Públicas y Vivienda la instalación de asfalto fonoabsorbente en el sentido Mairena del Aljarafe de la autovía A-8057, así como un radar al objeto de disuadir a los conductores de que reduzcan la velocidad de sus vehículos. Dado que el estudio detecta una superación de los límites de contaminación acústica en el barrio de Montelar y niveles cercanos a los máximos permitidos en Virgen del Rocío y Cornisa Azul, el Ayuntamiento ha reclamado además a la sociedad gestora del Metro la instalación de 140 metros de pantallas fonoabsorbentes que separen el primero de estos barrios del haz ferroviario.

Igualmente, el Consistorio ha reclamado a la sociedad gestora del metro la ampliación, en 35 ó 40 metros, de la barrera de pantallas fonoabsorbentes que ya separan la infraestructura ferroviaria del barrio de Virgen del Rocío, toda vez que el Gobierno municipal espera que la urbanización Cornisa Azul se beneficie de una reducción de las emisiones de decibelios a cuenta de las medidas solicitadas para la autovía A-8057.