El exalcalde socialista de Bormujos señala la "compra de voluntades" y pide la dimisión de Hermoso

En el centro de la imagen, Ana Hermoso.
EUROPA PRESS
Publicado: jueves, 13 febrero 2014 15:39

BORMUJOS (SEVILLA), 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

El exalcalde socialista de Bormujos (Sevilla) Juan Antonio Iglesias ha señalado este jueves que la moción de censura que a comienzos de 2005 le despojó del bastón de mando para devolver el poder al independiente Baldomero Gaviño no fue una maniobra política al uso, sino una "compra de voluntades" tras la que residían intereses "económicos y urbanísticos". Los socialistas han reclamado la dimisión de la actual alcaldesa, la popular Ana Hermoso, al reabrir el Juzgado de Instrucción número dos de Sevilla la investigación correspondiente a esta moción de censura en la que participó la propia Hermoso.

"Yo lo he dicho muchas veces y lo reitero. Aquello no fue una maniobra política, sino un tema económico y urbanístico. Una compra de voluntades", ha enfatizado Juan Antonio Iglesias en declaraciones a Europa Press a cuenta del material que el empresario Eusebio Gaviño ha aportado a la Justicia motivando la reapertura de la investigación promovida hace años en torno a esta moción de censura. "Ahora hay pruebas", dice Iglesias admitiendo que no sabe "por qué" ha actuado así el citado empresario.

Dado que el Ayuntamiento de Bormujos celebraba este jueves, precisamente, una sesión plenaria, tanto Juan Antonio Iglesias, quien aún ostenta un acta de concejal por el Grupo socialista, como el actual portavoz municipal de este partido, Francisco Molina, han "interpelado" a la alcaldesa para que "dé explicaciones" ante el contenido de las grabaciones que Eusebio Gaviño ha elevado a la Justicia. Los socialistas, en ese sentido, han reclamado la dimisión de Ana Hermoso, pues en una de las grabaciones, la alcaldesa "reconoce que participó en la moción de censura a cambio de un bolso".

"REGALOS PERSONALES"

"Se confirma una situación lamentable: que el valor de una alcaldía se cifraba en regalos personales, y que en Bormujos era la trama Gürtel la que decidía que el Partido Popular despreciara la decisión de los votantes a cambio de viajes, hoteles y regalos", dice al respecto Francisco Molina en un comunicado.

Para Francisco Molina, además, resulta "bochornoso que la alcaldesa haya justificado a primera hora que el caso era falso a pesar de que es totalmente reconocible su voz en la grabación que hemos oído todos los ciudadanos y ciudadanas, que no salimos de nuestro asombro, y que no podemos dejar de pedir la salida de Ana Hermoso y de toda la corrupción que representa de la vida política".

Haciendo memoria, recordemos que tras las elecciones municipales de 2003, los socialistas de Bormujos se habían coaligado con los tres ediles independientes de 'AIB-La Paloma', para arrebatar la Alcaldía a los también independientes del Partido para el Desarrollo de Bormujos (PDB), liderado por Baldomero Gaviño. Pero tras un año y medio de mandato, uno de los tres concejales del grupo 'AIB-La Paloma', José Sánchez, se desligó de dicha formación. El 22 de diciembre de 2004, de cualquier modo, los independientes de Baldomero Gaviño, la entonces única edil del PP y actual alcaldesa, Ana Hermoso, y el concejal José Sánchez presentaron, y después consumaron, una moción de censura para expulsar de la Alcaldía al socialista Juan Antonio Iglesias y devolver el poder a Baldomero Gaviñó.

Juan Antonio Iglesias, en ese sentido, ha señalado insistentemente el movimiento del concejal José Sánchez, porque a su juicio, según unas declaraciones rescatadas de la hemeroteca, "parecía claro que no era una moción de censura al uso". Sospechaba, así, que tras esta operación política residiría alguna trama "urbanística", sobre todo porque posteriormente, los dos ediles restantes de 'AIB-La Paloma' "salieron públicamente a la prensa" para anunciar que fueron objeto de "un intento de soborno" en torno a esta moción de censura.

OFERTA ECONÓMICA

En concreto, y según narraba hace años Juan Antonio Iglesias, aquellos dos concejales de 'AIB-La Paloma' habrían manifestado públicamente que el empresario Eusebio Gaviño, condenado por el presunto intento de soborno a la concejal del Ayuntamiento de Camas Carmen Lobo, les había ofrecido en noviembre de 2004 unos 800.000 euros en representación de un grupo inmobiliario de Madrid para facilitar una operación urbanística, extremo que llevaba al exalcalde socialista de Bormujos a señalar las visitas que supuestamente habría cursado al municipio el empresario madrileño Jesús Calvo Soria.

No obstante, en 2006, el juzgado de Instrucción número dos de Sevilla archivó las diligencias incoadas a cuenta de este asunto al no ser acreditada la comisión de delito alguno. El empresario Eusebio Gaviño, condenado por el intento de soborno a una concejal del Ayuntamiento de Camas, ha elevado a la Justicia un dispositivo digital de almacenamiento con "cinco grabaciones de conversaciones" que ha motivado que el Juzgado de Instrucción número dos reabra las actuaciones, pues según la Fiscalía "aparentemente se aportan datos decisivos sobre la compra del voto de Ana Hermoso".